martes, 21 de febrero de 2012

La naranja y el ateo


Un profesor ateo dictaba una conferencia ante un gran auditorio sobre la existencia de Dios, y después de haber finalizado su discurso, invitó a cualquiera que tuviese preguntas a que subiera a la plataforma.

Después de unos momentos un hombre que había sido bien conocido en la localidad por su afición a las bebidas embriagantes, pero que había sido salvo recientemente, aceptó la invitación, y sacando una naranja del bolsillo comenzó a pelarla lentamente.

El conferencista le pidió que hiciera la pregunta; pero el hombre continuó imperturbable pelando la naranja, al término de lo cual, se la comió. Cuando terminó de comérsela se volvió al conferencista y le preguntó:
- ¿Estaba dulce o agria?
- ¡No me pregunte tonterías! respondió el orador con señales evidentes de enojo. 
¿Cómo puedo saber el gusto si no la he probado?

El hombre convertido respondió entonces:
-Y ¿Cómo puede usted saber algo de Cristo si nunca lo ha probado?

10 comentarios:

  1. No hace falta ver para tener fe y para sentir,simplemente hay que sentirlo desde dentro. Un abrazo con todo el amor de mi corazón.

    ResponderEliminar
  2. Bella historia !!
    Hermoso el mensaje que nos deja...
    El que cree no necesita ver, tan solo se siente en el corazón.
    Un abrazo para ti Mari Carmen, desde mi corazón.
    Lesly León.

    ResponderEliminar
  3. IMPORTANTE MENSAJE PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN FE, QUE NO CREEN EN DIOS Y QUE LUEGO HABLAN...

    EL AMOR A DIOS SE SIENTE, NO HAY QUE SER HIPOCRITAS.

    BESITOS DEL ALMA PARA MI ADORADA AMIGA.
    CARIÑOS

    ResponderEliminar
  4. Hablar sin saber y sin sentir, pues eso, quedas como con la boca un poco grande...

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. A Dios aunque no podamos verle, lo sentimos y eso basta para tener fe.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente mi preciosa niña melillense. Cuando se tiene Fe completa no se necesita ver, lo sientes simplemente.
    Un fortísimo abrazo con todo el amor del mío cielo.

    ResponderEliminar
  7. Sí mi queridísima Lesly. Ahí es donde se siente todo.
    Un fuerte abrazo mi querida amiga

    ResponderEliminar
  8. Mi querida Luján, creo que es más el sentir que el ver. Lo del ver para creer...
    Un fuerte abrazo de todo corazón mi preciosa niña

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja, si es que eres graciosa y un cielo de persona ion. Gracias cielo por tu comentario.
    Un gran abrazo preciosa

    ResponderEliminar
  10. Eso es Betty, se siente dentro de nosotros que es lo que importa verdaderamente.
    Un gran y fuerte abrazo cielo

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.