jueves, 23 de febrero de 2012

Dar y recibir


Como un ciclo interminable de transición infinita, el Universo fluye en equilibrio. Tenemos modelos de dualidad balanceada como la noche y el día, lo masculino y lo femenino y la niñez y la adultez.

Otro patrón de reciprocidad en la vida es el dar y recibir. En occidente, confiamos ciegamente en creencias equivocadas como que es mejor dar que recibir, sin hacer conciencia de que estas acciones van ligadas ininterrumpidamente en el flujo infinito de la vida.

Este es un proceso natural, como inhalar y exhalar. Cuando das, es necesario recibir algo a cambio, dejando a un lado justificaciones de la mente que nos hacen creer que recibir es una acción egoísta. Recibir, cierra el círculo y permite que trascienda la acción concibiendo la posibilidad de continuar dando.

Cuando tú das, te invade en un estado de alegría y satisfacción porque te regalas a ti mismo el concepto de ver más allá de ti y compartir. No importa si das cosas materiales, compañía, apoyo incondicional o amor. El dar es un obsequio tanto para quien recibe y como para el que da.

El recibir funciona de la misma manera. Le permites a alguien tener el regalo de dar y al mismo tiempo equilibras el ciclo que fue iniciado por ti. Mientras más recibes, eres más capaz de dar y ofrecer.

¡Abre tu corazón a recibir! Cuando recibes, inmediatamente tu corazón se llena de gratitud y esa gratitud es la que hace que te conectes con más frecuencias de abundancia que literalmente te rebotan y te hacen merecedor de recibir en mayor cantidad y al mismo tiempo, de dar y compartir.

Consejos para aprender a recibir:

1. Cuando recibas un elogio, agradécelo, no es necesario negarlo o justificar qué barato te salió o qué ordinario es.

2. Utiliza decretos (afirmaciones posibles, en tiempo presente y en positivo) para habituarte a merecer. Por ejemplo: Abro mis brazos a recibir las bendiciones que el Universo tiene para mí.

3. Reconoce tu capacidad de dar y tu necesidad de recibir.

4. Trabaja en tu autoestima. Cuando nos amamos nos sentimos merecedores y por lo tanto, la apertura a recibir existe en nuestro corazón.

5. Siente gratitud desde el corazón. El agradecimiento tiene una frecuencia vibratoria muy alta y al vibrarlo te conecta con la Gracia.

Andrea de la Mora

14 comentarios:

  1. Muy hermosas reflexiones, dar y recibir, el equilibrio de la vida, muy bonito.

    ResponderEliminar
  2. Es en ese dar y recibir donde reside nuestra auténtica naturaleza.
    Compartir amor y la gratitud, son los pilares fundamentales de la vida.

    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Mari Carmen, cariño que entrada mas reflexiva y que verdad es en el equilibrio de dar y recibir esta lo hermoso aun que no siempre es asi, yo soy del pensar que aunque no recibas tu sigue dando ya encontraras el equilibrio..

    muchos Besos y Sonrisas ..cielo

    ResponderEliminar
  4. Dar es el lenguaje del alma a través del corazón. Preciosa reflexión cielo, un abrazo con todo el amor de mi corazón.

    ResponderEliminar
  5. Siempre Manuel, siempre se ha de estar en equilibrio.
    Un fuerte abrazo cielo

    ResponderEliminar
  6. Desde luego que sí Lola.
    Un fortísimo abrazo y gracias por pasarte por este espacio

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Miluna, aunque en ocasiones no recibamos quizás como damos, siempre se ha de seguir dando, a fin de cuentas cuando damos nos sentimos muy satisfechos y felices.
    Un gran abrazo y feliz finde cielo

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tus preciosas palabras mi preciosa niña melillense. No hay mejor recibir que el amor con el que damos las cosas.
    Un fuerte abrazo con todo el amor de mi ser

    ResponderEliminar
  9. Tomo muy buena nota de estas reflexiones tan profundas y necesarias en una sociedad cada vez más individualista y egocéntrica.Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Que hermosa entrada Mari Carmen, necesitaba recordar mucho de esos puntos. Cariños

    ResponderEliminar
  11. Excelente información!
    gracias por compartir tan bellos sentimientos!!

    Abrazos de luz!

    Beatriz

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tu comentario Juan. Son reflexiones que todos tendríamos que emplear para nuestro propio bien y el de todas las personas.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Mi querida Eve me alegro que la entrada te los haya recordado cielo.
    Un fuerte abrazo y feliz día cielo

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias por tu comentario Beatriz.
    Un fuerte abrazo y que tengas un feliz día cileo.

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.