lunes, 20 de febrero de 2012

Controla tus pensamientos


Todos habréis sentido probablemente la influencia de vuestros pensamientos y de vuestros sentimientos sobre el funcionamiento de vuestro organismo. Pero esta observación, la habéis hecho, la mayoría de las veces, sólo en el caso de pensamientos y sentimientos negativos como la cólera, el miedo, el descontento,
los celos, o las emociones causadas por una mala noticia. Las secreciones glandulares, en estos casos, son perturbadas, el sistema nervioso quebrantado, y entonces aparecen los dolores de cabeza, las náuseas, las contracciones de estómago, los cólicos…

Sabéis pues por experiencia, que ciertos sentimientos y emociones pueden enfermaros. ¿Pero cuántos, entre vosotros, hacen algo para evitarlos, dominarse y sobre todo para cultivar sentimientos y emociones que les regocijen, les refuercen y mejoren su salud? Y sin embargo, es fácil comprender que cuanto más nos debilitamos, más nos dejamos llevar por estados de conciencia negativos, del mismo modo que nos volveremos libres y más vivos cuando trabajemos con estados de conciencia positivos.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

14 comentarios:

  1. Ante esta situación tengo entendido que el "silencio", tan reconfortante otras veces, puede ser bastante perjudicial, lo mismo que las actitudes de "indiferencia", ya que poseen la capacidad de causar enfermedades corporales que con el tiempo pueden ser verdaderas "armas" en contra nuestra.
    Buen tema Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  2. HOLA MI QUERIDA MARI CARMEN
    GRACIAS... GRACIAS... POR TUS PALABRAS DE ALIENTO. SOY LLORONA COMO MI ABUELA JUANA, TE IMAGINAS NO?
    TE HE RESPONDIDO EN MI SITIO A TU CARIÑOSO MENSAJE. ERES UN ANGELITO DEL CIELO, AMIGA.

    TIENES RAZON, LAS EMOCIONES NEGATIVAS ENFERMAN EL CUERPO, YO TE PUEDO DECIR ESO... TENGO MUCHO ESTRÉS Y NO LO PUEDO MANEJAR, TAMBIÉN ANSIEDAD Y TAMPOCO PUEDO CON ELLA.

    BESOS GIGANTES.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu entrada querida Mari Carmen, las enfermedades no exisitirían si logramos dirigir nuestros pensamientos hacia lo positivo. Qué preciosa la imagen.
    Qué tu semana sea de lo mejor, te dejo muchos besos y anisitos con todo el corazón.

    ResponderEliminar
  4. Las emociones por prudencia, también son negativas, te callas a todo y cuando te quieres dar cuenta, acabas como yo, con un aparato en los dientes, porque de los nervios de callarme me ha dado por empujar con la lengua y me los he desviado. A veces más vale ponerse una vez colorada que ciento amarilla y acordarse de todo lo que se menea a grito pelao.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Omraam Mikhaël Aïvanhov

    Leí sus libros durante años. Es curioso como las cosas llegan y se van para dejar paso a otras acordes con el momento.

    Ha sido un placer Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  6. Cuesta evitar y/o dominar esos sentimientos y emociones... Sin duda, lo mejor es estar bien y llenos de positividad, de alegría... pero cuando estamos mal, no nos controlamos de la misma forma y muchas veces tenemos reacciones que no son buenas...
    Como bien dice Luján, el estrés y la ansiedad son difíciles de controlar. Yo misma no he sabido cuando he tenido ansiedad... y ahora tengo estrés con tanta universidad y tanta cosa y lo llevo mejor que la ansiedad en su momento, pero son temas complicados.
    Buena entrada, Mari Carmen. Un beso :)

    ResponderEliminar
  7. Preciosa entrada y muy útil. Tomamos pastillas y pócimas sin pensar que realmente podemos hacer algo tan fácil para conservan y acrecentar nuestra salud. Gracias por compartir y por tu comentario tan cariñoso en mi blog. Besos, bonita.

    ResponderEliminar
  8. Es una gran verdad esto de las e mociones y las enfermedades.
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Eso es Londonnek. Una cosa es la calma que podamos experimentar interiormente y otra que en ocasiones haya que decir o hacer ciertas cosas pues de lo contrario las consecuencias pueden ser diferentes enfermedades en nuestro organismo. En mi opinión las cosas pueden decirse con calma y las dejas dichas, pero nos tiende a ocurrir que nos alteramos con según qué cosas al decirlas. Mucho por aprender aún...
    Un fuerte abrazo y feliz día

    ResponderEliminar
  10. Mi preciosa Luján, cuando nos dejamos dominar por esas emociones es cuando sobreviene la enfermedad, pero en ocasiones, por no hacer daño a los demás nos tragamos las cosas nosotros y no nos damos cuenta de que salimos perjudicados.
    Deseo que te recuperes pronto cielo. Muchísimo ánimo mi niña.
    Un fortísimo abrazo de todo corazón cielo

    ResponderEliminar
  11. Sí mi querida Sara, pero no siempre podemos podernos en positivo cielo, como humanos que somos tenemos nuestros momentos, y en ocasiones esa positividad se nos viene abajo. Lo que está claro es que tanto dejemos entrar esas emociones y esos pensamientos que nos perjudican en nosotros, tanto más que enfermaremos, y al principio igual es poca cosa, pero con el tiempo si eso no se va transmutado se pueden convertir en enfermedades delicadas.
    Un fuerte abrazo de todo corazón mi preciosa niña

    ResponderEliminar
  12. Ion cielo, llevas muchísima razón. Como dije en un comentario anterior, ya sea por no dañar, por prudencia como bien dices o por lo que quiera que sea nos callamos en muchas ocasiones, y no nos damos cuenta de que es veneno para nosotros. Pienso que una cosa es no hacer daño a los demás ni hacerlos sufrir, otra es que por no tener malos rollos o cosas así se tengan que aguantar todo. Después vienen problemas de todas clases, desde la garganta o los dientes al estómago y otras muchas que con el tiempo se complican demasiado. Más vale decir las cosas con el máximo respeto y la calma posible, con todo el amor del mundo, pero no dejarlas ahí que nos causen una enfermedad después.
    Un grandísimo abrazo cielo y que tengas una excelente semana

    ResponderEliminar
  13. Me alegro Ernesto que las publicaciones sean de tu agrado. Es cierto que van llegando cosas de antes de nuevo a nuestra vida. Habrá que aprender de todo ello, que si llega tiene una causa seguro.
    Un gran y fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  14. Muchísimas gracias mi preciosa Natalia.
    Sé que no resultan fáciles de controlar las emociones, y más según en el momento en que nos pillen, que como aquel que dice, siempre nos pillan desprevenidos, pero hay que transmutarlas para nuestro propio beneficio. En ocasiones se intenta mantener la clama y dejar pasar las cosas, pero si eso causa un problema que uno no se ve capaz de transmutar, mejor hablarlo clara y abiertamente y fijo que nos quitamos un peso de encima nuestro.
    Un fuerte abrazo mi querida niña y tan pronto pueda me paso por tu blog cielo, que como ya sabes ando liadilla en estos días.
    Besazos

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.