miércoles, 4 de enero de 2012

El trabajo interior

 Somos un reflejo de la divinidad. La fidelidad de este reflejo dependerá de la mansedumbre de las aguas que lo proyecten.
A mayor movimiento en la superficie, mayor será la distorsión de este reflejo.
Pero por más que nos empecinemos en agitar y revolver las aguas siempre, por más alejada de la imagen real que se vea esta proyección, estará allí el tenue reflejo divino.
Simplemente debemos aquietar nuestras aguas para que el Dios que mora en nuestro interior pueda mostrarse en su plenitud.
 Si prestamos debida atención a nuestros actos, podremos descubrir por detrás de ellos, esos destellos luminosos de la divinidad.
 Si fuéramos capaces de distinguir la divinidad pulsando por manifestarse, por detrás de todos nuestros actos, rápidamente sabríamos cómo corregir los errores y promover y atesorar las acciones perfectas.
Actos simples y complejos encierran en su interior intenciones positivas. Muy por detrás del resultado final, existe el impulso divino, la perfecta intención.
 A modo de ejemplo, el intenso deseo que surge en algunas personas por poseerlo todo, ¿no será el reflejo distorsionado de nuestra naturaleza divina, donde somos el Todo y nada nos es ajeno?
  La clave para discernir si nuestro reflejo es el correcto o tan sólo una imagen borrosa del mismo, está en el sentir.
 ¿Te sientes como un lago de aguas calmas o como un río de aguas turbulentas?
Solamente cuando las aguas se serenan somos capaces de rever correctamente nuestras decisiones, cuestionar nuestras respuestas y proyectarnos hacia el futuro impulsados por lo divino.
 Nuestro trabajo, como seres humanos que buscamos el despertar, es aquietar nuestras emociones para que nuestro Ser real pueda manifestarse. Y mientras nos abocamos a dicha tarea, debemos estar alertas a las decisiones que tomamos cuando el sentir no es sereno, corriendo el riesgo de alejarnos del Camino que hemos trazado.

Reiki Internacional

16 comentarios:

  1. Bueno segun la Biblia estamos hechos a su imagen y semenjanza, por lo tanto lo que dice este escrito es muy correcto, eso si siempre que estemos serenos y receptivos a ver las señales, lo que pasa es que somos humanos, y muchas veces sin motivo y sin razon nos enfadamos, las aguas revueltas.

    ResponderEliminar
  2. Mi precioso Manuel, como bien dices somos seres humanos y como tales cometemos errores y tenemos ciertas reacciones a ciertas cosas, pero eso nos hace aprender, y lo que importa es ser consciente en el momento que tenemos una reacción que nos aleja de lo que en un principio nos propusimos, del porqué de esa reacción e intentar al menos controlarla para que cada vez sea menor y estar más en contacto con lo que realmente somos, poder estar tranquilos y obrar mediante esa paz interior y hablar desde esa paz.
    Un fortísimo abrazo de todo corazón amigo

    ResponderEliminar
  3. Mari Carmen, que enseñanza mas buena nos has dedicado hoy, y que verdad mas grande cuando adoptas las cosas desde la serenidad y el sosiego pero como dices somos humanos y como humanos imperfectos y a veces cometemos errores que nos hacen tambalear..pero cuando la teoría te la sabes y tienes la capacidad de rectificar, te das cuenta que es lo mejor hacer las cosas con tu interior en paz y sereno..
    siempre hay que intentarlo!!

    muchos Besos y Sonrisas mi cielo desde mi Paz interior..

    ResponderEliminar
  4. Excelente reflexión la que has hecho Miluna. Nada por añadir cielo.
    Gracias de todo corazón por siempre tomarte un tiempo para visitar este vuestro espacio cielo.
    Un gran abrazo de todo corazón

    ResponderEliminar
  5. Que gran verdad esta publicación cielo... ya que en muchas ocasiones nos olvidamos de lo que somos en este cuerpo humano lleno en muchas ocasiones de ese ego que se potencia y nos aleja del camino. Por eso lo importante es ser consciente de ello para aprender en este cuerpo humano y no alejarnos del camino del amor. Un abrazo con todo el amor de mi alma

    ResponderEliminar
  6. Así es mi preciosa niña melillense. Como humanos que somos en ocasiones nos dejamos vencer por ese ego, pero todo siempre se puede aprovechar para aprender, así que cuando veamos que eso ocurre, a ponernos manos a la obra tocan para poder dejar fluir lo mejor de nuestro interior que es nuestro amor.
    Un gran abrazo con todo el amor de mi ser para ti cielo

    ResponderEliminar
  7. CUANDO LAS AGUAS SE SERENAN PODREMOS TOMAR DECISIONES... ES CIERTO, A VECES, POR IMPULSIVOS, COMETEMOS ERRORES... PERO CREO QUE LUCHANDO Y EQUIVANDOSE SE APRENDE, ES BUENO SABER POR NOSOTROS MISMOS QUÉ ES LO QUE HICIMOS MAL PARA REVERTIR LA SITUACION. HAY QUE ARRIESGAR PARA VIVIR.

    BESITOS DULCE AMIGA Y GRACIAS POR TU PRECIOSA COMPAÑÍA EN MIS RINCONCITOS.

    ResponderEliminar
  8. Con el silencio podemos aprender a estar serenamente receptivos, y oportuna y adecuadamente trasmisores.
    Que bella entrada nos regalas Mari Carmen. Gracias por tu amistad, por tu estímulo, apoyo y amor incondicional y descomunal. Lo mejor para ti en el 2012.
    Te dejo un fortísimo abrazo, como los que tu sabes dar.

    ResponderEliminar
  9. Hace ya mucho que vivo en el Ahora y eso me ha hecho consciente de cuando me revuelvo enseguida apartarlo, observar ese sentimiento malo y desaparece y cada vez me encuentro más serena. Me fijo mucho en las señales y eso ayuda una barbaridad.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Así es mi preciosa Luján. Cuando tomamos decisiones con el impulso de rabia o el dolor que se haya adueñado de nosotros nos equivocamos cielo. La mejor decisión es la que tomamos serenos y llenos de esa paz y amor que en nuestro interior tenemos, y para conseguir esto, hemos de autoobservarnos muchísimo. Cuando nos damos cuenta de determinadas reacciones, es cuando podemos trabajar sobre ella para ponerles fin, y te aseguro que los cambios son notables, y con constancia, todo se consigue.
    Un fortísimo abrazo mi queridísima Luján y gracias de todo corazón por pasar a dejar tu preciosa huella en este espacio cariño

    ResponderEliminar
  11. Mi preciosa Sara así es. Un silencio que es muy necesario para nuestro espíritu. Si aprendemos a interiorizar y dejamos fluir lo que en esencia somos todo cambia muchísimo y todo se ve desde otro prisma. Esa paz llevada a nuestra preciosa vida obra milagros.
    Un gran abrazo con todo el amor de mi corazón para ti cielo

    ResponderEliminar
  12. Ion cielo, eres una gran maestra. El vivir en el aquí y el ahora creo que es el momento en el que nos debemos de situar siempre. Se puede tener en un momento dado un estado en el que vuelvas al pasado porque humanos somos todos y esas cosas ocurren, pero tenemos que tener mucha autoobservación para en cuanto nos damos cuenta de que vivimos en ese pasado, o nos damos cuenta de una reacción que tenemos que nos está quitando energía y envenenando el alma, transmutarla y dejarla atrás, porque a fin de cuentas los más perjudicados somos siempre nosotros, y como he dicho ya antes, con constancia todo se acaba haciendo, se puede tardar más o menos, pero se acaba realizando.
    Te mando un fortísimo abrazo de todo corazón y mi más sincera felicitación por estar atenta a esas señales y ese vivir que tienes del aquí y ahora cielo.

    ResponderEliminar
  13. Precioso Mari Carmen, siempre sabes poner lo que llega al corazón e inunda los sentidos.

    Me gustó esto:
    "La clave para discernir si nuestro reflejo es el correcto o tan sólo una imagen borrosa del mismo, está en el sentir".
    Gracias por ser mi amiga
    Recibe un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  14. Mi querida Rosa, es que la frase que has escogido dice mucho. En mi caso creo también que lo que importa es el sentir, lo que tu interior te dice y dicta, lo demás es exterior, y mirando desde fuera, las cosas se ven desde otro prisma, guiarnos por nuestra esencia de amor es lo mejor que podemos hacer en mi humilde opinión.
    Un fortísimo abrazo cielo. Es un auténtico placer para mí el ser tu amiga y que me hayas abierto tu puerta para ser tú también la mía.
    Besos cielo

    ResponderEliminar
  15. Es en el silencio donde nuestra esencia se nos manifiesta mas claramente.
    Preciosas y sabias letras llenas de reflexion.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Gracias Betty por tu comentario cielo. Justo ahí es donde se manifiesta, en el silencio del interior.
    Un fortísimo abrazo cielo

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.