miércoles, 11 de enero de 2012

El saco de carbón


Un día, Jaimito entró a su casa dando patadas en el suelo y gritando muy molesto.

Su padre lo llamó. Jaimito lo siguió, diciendo en forma irritada:

- Papá, ¡Te juro que tengo mucha rabia! Pedrito no debió hacer lo que hizo conmigo. Por eso, le deseo todo el mal del mundo, ¡Tengo ganas de matarlo!

Su padre, un hombre simple, pero lleno de sabiduría, escuchaba con calma al hijo quien continuaba diciendo:

- Imagínate que el estúpido de Pedrito me humilló frente a mis amigos. ¡No acepto eso! Me gustaría que él se enfermara para que no pudiera ir más a la escuela.

El padre siguió escuchando y se dirigió hacia una esquina del garaje de la casa, de donde tomó un saco lleno de carbón el cual llevó hasta el final del jardín y le propuso:

- ¿Ves aquella camisa blanca que está en el tendedero? Hazte la idea de que es Pedrito y cada pedazo de carbón que hay en esta bolsa es un mal pensamiento que va dirigido a él.

Tírale todo el carbón que hay en el saco, hasta el último pedazo. Después yo regreso para ver cómo quedó.

El niño lo tomó como un juego y comenzó a lanzar los carbones pero como el tendedero estaba lejos, pocos de ellos acertaron la camisa.

Cuando, el padre regresó y le preguntó:

- Hijo ¿Qué tal te sientes?

- Cansado pero alegre. Acerté algunos pedazos de carbón a la camisa.

El padre tomó al niño de la mano y le dijo:

- Ven conmigo quiero mostrarte algo.

Lo colocó frente a un espejo que le permite ver todo su cuerpo.... ¡Qué susto! Estaba todo negro y sólo se le veían los dientes y los ojos. En ese momento el padre dijo:

- Hijo, cómo pudiste observar la camisa quedó un poco sucia pero no es comparable a lo sucio que quedaste tú. El mal que deseamos a otros se nos devuelve y multiplica en nosotros.

Por más que queremos o podamos perturbar la vida de alguien con nuestros pensamientos, los residuos y la suciedad siempre queda en nosotros mismos.

22 comentarios:

  1. Qué didáctica entrada amiga, para tenerlo presente con los pequeñines. Y nosotros no olvidar nunca que nos ensuciamos más nosotros con los malos sentimientos hacia otros. Hay que tener nuestro ser limpio y sano.
    Recibe un abrazo muy cariñoso con muchos puñados de anises. Que tengas un día maravilloso, yo apenas ando planeando dormirme y tu ya estás despierta.

    ResponderEliminar
  2. El mal es cierto, si lo deseas a los demas, se vuelve contra ti, hay que tener la mente limpia y no desear a otros lo que no quieres para ti. Un saludo mi querida amiga

    ResponderEliminar
  3. Gracias por publicarlo.

    Besitos y Abrazos.

    De El Mágico Despertar de los Sentidos, jajajaja.

    Muack

    ResponderEliminar
  4. Que bueno y que cierto !!!

    Fantástico Mari Carmen!!
    no hay nada mas que añadir esta clarisimo y muy bien dicho..
    una lección mas que nos has dejado hoy...

    muchos Besos y Sonrisas ..cielo

    ResponderEliminar
  5. Muy buena reflexión y tengamos en cuenta que lo bueno que deseamos a los demás regresa multiplicado pero lo malo también.
    Un cordial saludo Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuánta sabiduría, y cuánta dulzura emana tu entrada Mari Carmen, me ha encantado leerte! y es muy cierto yo creo que si se hace a propósito un mal a alguien, ese mal vuelve duplicado a la persona que lo hizo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que gran verdad cielo,hay una gran diferencia entre el bien y el mal. El bien se nos devuelve multiplicado, pero el mal se nos devuelve y con dolor. Pagar con la misma moneda no soluciona nada. Cada persona tarde o temprano aprende de esos grandes errores. Un abrazo con todo el amor de mi corazón

    ResponderEliminar
  8. hola MARI CARMEN,

    gracias por tu precioso y valioso post, por tu sensibilidad en publicar siempre post que nos dicen muchas verdades..

    Hoy tengo publicado un post lleno de acrosticos que dicen tb mucho, ya me diras...

    besos y que seas muy feliz en 2012

    ResponderEliminar
  9. Mi preciosísima Sara, eso siempre es así, siempre somos nosotros los que más nos perjudicamos con esos malos sentimientos y pensamientos que podamos tener hacia otros. Como personas humanas que somos sé que en algún momento pueden darse cosas así, pero es muy importante liberarlo, pues a fin de cuentas además de que todo te viene multiplicado ya sea bueno o malo lo que desees o pienses hacia otras personas, también significa que tenemos grandes problemas con nosotros mismos, pues si tenemos en cuenta que todo comienza con un miedo que se tiene, ya cal que nos pongamos manos a la obra para liberar y dejar ese ego de lado.
    Te mando un fortísimo abrazo con todo mi corazón Sara. Imagino que ahora irás ya a descansar preciosa.
    Besazos

    ResponderEliminar
  10. Pues sí mi querido Manuel, es aquello de hacer y desear lo buenos que queremos y deseamos para nosotros.
    Un grandísimo abrazo cielo

    ResponderEliminar
  11. Por supuesto Paqui!!! ya te dije que lo haría preciosa.
    Un fortísimo abrazo y gracias a ti

    ResponderEliminar
  12. Mi preciosa Miluna, es lo que tienen estos mensajes, que dejan unas grandes lecciones si queremos aprender me ellas. Me alegro que te haya gustado.
    Un fuerte abrazo cielo

    ResponderEliminar
  13. Efectivamente Londonnek, que no vale sólo para lo bueno, todo llega multiplicado a nuestras vidas, y cuando eso ocurre nos tendríamos que parar a mirar en qué momento deseamos algo que no fue demasiado bueno.
    Un gran abrazo Londonnek

    ResponderEliminar
  14. Me alegro enormemente que te haya gustado la entrada Ángeles, para mí es así, lo creo también, así que mejor desear y hacer todo el bien posible a los demás, que además es lo mínimo que merecen.
    Un gran abrazo y gracias por dejar tu opinión preciosa

    ResponderEliminar
  15. Mi preciosa niña melillense, pagar el mal con el mal no nos soluciona nada, muy al contrario, nos perjudicamos enormemente a nosotros mismos. Como siempre he pensado y he dicho al final todos tenemos nuestro lugar. Es mejor siempre obrar y dar amor independientemente de todo, y si eso es lo que hay en nuestro corazón eso será lo que demos, pues no nos olvidemos que cada cual da tan sólo lo que posee.
    Un gran abrazo con todo mi amor cielo

    ResponderEliminar
  16. Poseidón cielo, tan pronto pueda me paso por tu espacio. Llevo un gran atraso en este terreno pues últimamente voy fatal de tiempo. A ver cuando tengo un rato para poder visitaros a todos.
    Un fuerte abrazo y gracias por tu comentario cielo

    ResponderEliminar
  17. La venganza, el odio, la ira, el rencor, es una pesada carga y no sirve de nada, sólo manchar el alma y el corazón.

    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Que buena lección,está comprobado que pronto o tarde, todo lo bueno o lo malo que hagamos en la vida lo recibimos multiplicado

    Recibe multiplicado el cariño que pones en tus valiosas entradas, con un puñado de violetas para tu corazón

    ResponderEliminar
  19. Pues me ha gustado muchísimo; la verdad es que no sabía adónde iba a ir a parar la cosa, y comparto totalmente la moraleja: hacer el mal nos ensucia mucho más a nosotros mismos que a quien intentamos hacérselo. Estupenda entrada, Mari Carmen. Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  20. Sabio comentario ion. A quien nos ensucia más siempre es a nosotros cielo.
    Un fuerte abrazo de todo corazón

    ResponderEliminar
  21. Preciosa Arianna, así es cielo. Todo se recibe multiplicado. En mi caso tan sólo puedo dar gracias y más gracias una y otra vez por tener a tan maravillosas personas como vosotros dándome tanto amor y enseñándome tantas cosas. Gracias de todo corazón por todo tu cariño cielo. Tú también tienes todo el mío.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  22. Mi preciosa Jana me alegra mucho de que te haya gustado la entrada cielo. Lo cierto es que nos deja una gran enseñanza si queremos verla. ¿No será mejor dar siempre amor incondicional que envenenarnos con malas acciones y sentimientos? estoy segura de que sí. Siempre el amor.
    Un fuerte abrazo Jana yu muchísimas gracias por pasarte por este espacio preciosa

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.