miércoles, 7 de diciembre de 2011

¿Eres cervatillo o puma?

Un señor muy creyente sentía que estaba cerca de recibir una luz que le iluminara el camino que debía seguir. Todas las noches, al acostarse, le pedía a Dios que le enviara una señal sobre cómo tenía que vivir el resto de su vida.

Así anduvo por la vida, durante dos o tres semanas en un estado semi-místico buscando recibir una señal divina.

Hasta que un día, paseando por un bosque, vio a un cervatillo caído, tumbado, herido, que tenía una pierna medio rota. Se quedó mirándolo y de repente vio aparecer a un puma.
La situación lo dejó congelado; estaba a punto de ver cómo el puma, aprovechándose de las circunstancias, se comía al cervatillo de un sólo bocado.

Entonces se quedó mirando en silencio, temeroso también de que el puma, no satisfecho con el cervatillo, lo atacara a él. Sorpresivamente, vio al puma acercarse al cervatillo.

Entonces ocurrió algo inesperado: en lugar de comérselo, el puma comenzó a lamerle las heridas. Después se fue y volvió con unas pocas ramas humedecidas y se las acercó al cervatillo con la pata para que éste pudiera beber el agua; y después se fue y trajo un poco de hierba húmeda y se la acercó para que el cervatillo pudiera comer.

¡Increíble!

Al día siguiente, cuando el hombre volvió al lugar, vio que el cervatillo aún estaba allí, y que el puma otra vez llegaba para alimentarlo, lamerle las heridas y darle de beber.

El hombre se dijo: Esta es la señal que yo estaba buscando, es muy clara. Dios se ocupa de proveerte de lo que necesites, lo único que no hay que hacer es ser ansioso y desesperado corriendo detrás de las cosas.

Así que agarró su atadito, se puso en la puerta de su casa y se quedó ahí esperando que alguien le trajera de comer y de beber. Pasaron dos horas, tres, seis, un día, dos días, tres días… pero nadie le daba nada. Los que pasaban lo miraban y él ponía cara de pobrecito imitando al cervatillo herido, pero no le daban nada.

Hasta que un día pasó un señor muy sabio que había en el pueblo y el pobre hombre, que estaba muy angustiado, le dijo:

Dios me engañó, me mandó una señal equivocada para hacerme creer que las cosas eran de una manera y eran de otra. ¿Por qué me hizo esto? Yo soy un hombre creyente… Y le contó lo que había visto en el bosque.

El sabio lo escuchó y luego le dijo:

Quiero que sepas algo. Yo también soy un hombre muy creyente. Dios no manda señales en vano. Dios te mandó esa señal para que aprendieras.

El hombre le preguntó: ¿Por qué me abandonó? Entonces el sabio le respondió:

¿Qué haces tú, que eres un puma fuerte y listo para luchar, comparándote con el cervatillo?

Tu lugar es buscar algún cervatillo a quien ayudar, encontrar a alguien que no pueda valerse por sus propios medios.

Reiki Internacional

27 comentarios:

  1. Entender las señales que Dios nos envía no siempre es fácil, tal vez seguir nuestra propia intuición sea una forma de acercarnos a los mejores designios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. QUE BUEN MENSAJE QUERIDA AMIGA.
    ENCONTRAR A ALGUIEN A QUIEN AYUDAR NOS HACE LIBRES, NOS DA LA DICHA QUE NECESITAMOS Y TAMBIÉN NOS ENSEÑA EL VERDADERO CAMINO.

    BESITOS GIGANTES.

    ResponderEliminar
  3. Una de las cosas más bellas y gratificantes del alma,es ayudar desde el corazón y desde el amor. Preciosa reflexión cielo. Un abrazo con todo el amor de mi alma

    ResponderEliminar
  4. Dios te pone en el camino, luego tú tienes que recorrerlo. Tampoco hay que tomar la cosa como una adivinanza.

    Puma, sin duda alguna.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. A veces tardamos un poco en comprender las señales de Dios, a veces tardamos un poco en saber quienes somos, había leído esta historia, hace tiempo, gracias por recordármela.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Acertada lección Mari Carmen

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. No es sencillo para nada darse cuenta de las señales A.K.E., y más, según en el estado anímico en que nos encontremos. Desde luego que guiarnos por nuestra intuición es positivo, pero estar un poco atentos a las posibles señales también lo es.Cada cual que fluya como sienta.
    Un fuerte abrazo y feliz día cielo

    ResponderEliminar
  8. Me alegra muchísimo que te haya gustado el post Luján.
    Te mando un fuerte abrazo y te deseo un excelente finde cielo

    ResponderEliminar
  9. Desde luego que sí mi preciosa niña melillense. las cosas si se hacen, mejor que sean desde el amor cielo, eso nos aporta verdadera satisfacción.
    Un fortísimo abrazo con todo el amor de mi corazón para ti cielo

    ResponderEliminar
  10. Pues sí ion, desde luego somos nosotros los que hemos de recorrer el camino, y las posibles cosas que nos puedan suceder o no son elecciones que seguro que en algún momento tomamos.
    Un fuerte abrazo y feliz finde cielo

    ResponderEliminar
  11. Como digo siempre Angeles, como que estamos aquí hemos de aprender, cada cual a su ritmo, y no son tan sencillas en ocasiones algunas cosas, pero para eso estamos, para ir creciendo cada cual a nuestro ritmo. Me alegro de haberte traído de nuevo esta historia a tu recuerdo preciosa.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. Gracias de todo corazón Ernesto.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  13. Precioso, Mari Carmen, gracias por compartirlo.
    Siempre es más fácil hacerse la víctima para que nos ayuden que ser valientes y generosos para ayudar a los demás. Recibir es mucho más cómodo que dar, pero dar es más hermoso. Viene muy bien tu relato para estos tiempos de crisis en los que todos, absolutamente todos, debemos dar y no sólo quedarnos esperando a que nos ayuden. Todos somos culpables en mayor o menor grado y todos debemos arrimar el hombro, no echarle la culpa a los demás y sentarnos a esperar.
    Una persona le decía a Dios, "Dios mío, que me toque la Lotería", y Dios le respondió, "Vale, pero compra un billete".
    Un abrazo, linda.
    :)

    ResponderEliminar
  14. LO COMPARTO MI VIDA!!...
    GRAXIAS!!


    UN ABRAZO ENORMEEEE CON TODO MI AMORRRR!!
    GRAXIAS POR EXISTIRRRRR!!!

    QUE GRAN BENDICION TENERTE!!

    ResponderEliminar
  15. LO COMPARTO MI VIDA!!...
    GRAXIAS!!


    UN ABRAZO ENORMEEEE CON TODO MI AMORRRR!!
    GRAXIAS POR EXISTIRRRRR!!!

    QUE GRAN BENDICION TENERTE!!

    ResponderEliminar
  16. Uuff...què tema...Creo que este mensaje tambien nos dice que todos en un momento somos cervatillo y tenemos que sacar de pronto ese puma que tenemos dentro para ayudarnos a nostros mismos...

    Gran reflexiòn , Mari Carmen, gracias amiga!!

    Que tengas un lindo fin de semana!!

    Abrazos desde mi esquina!!

    ResponderEliminar
  17. Mari Carmen, preciosa entrada, ¡cuanta reflexión! El discernimiento
    ayuda.
    Buen fin de semana
    Te dejo un abrazo

    ResponderEliminar
  18. EHHHH ME SATISFACE VERTE POR QUI MI PRECIOSIDAD DE ANGEL!.. COMO TE AÑORO MI VIDA... ME QUEDO TRANQUILA VERTE AQUI!! ME HACES FALTA! PERO SE QUE AHORA NO PUEDES ESTAR MUCHO!
    TE AMO MI BELLO ANGELITO DE BARCELONA!!

    GRAXIAS POR EXISTIRRRRR

    ResponderEliminar
  19. Emotiva reflexión muy necesaria en tiempos de utilitarismo y de malsano egoísmo.T sigo.T invito a seguir mi blog.Sludos poéticos.

    ResponderEliminar
  20. Doña Eñe, muchísimas gracias por tu comentario cielo, has hecho una gran reflexión, y ciertamente, no nos podemos quedar esperando, sino más bien hacer lo posible por solucionar nuestras cosas y si podemos en la medida que sea ayudar a los demás, es bueno echar esa mano que buena falta hace.
    Un fuerte abrazo cielo.
    Que tengas un excelente domingo

    ResponderEliminar
  21. Mi preciosa princesa, comparte todo lo que gustes mi cielo. Ya sabes que todo es para eso justamente.
    Un gran abrazo mi preciosa niña. Ya sabes que te quiero con todo mi corazón

    ResponderEliminar
  22. Mi preciosa Elizabeth, efectivamente creo que todos en mayor o menor medida en algún momento de nuestras vidas hemos sido ese cervatillo, pero bueno, lo importante es aprender de nuestros aprendizajes para a ser posible no tener nuevamente que repetir lección.
    Un fuerte abrazo y feliz domingo cielo

    ResponderEliminar
  23. Muchísimas gracias por tu comentario Rosa.
    Un fuerte abrazo y que tengas un excelentísimo domingo cielo

    ResponderEliminar
  24. Mi preciosa princesa, ojalá pudiese estar más pero estos días voy escopeteada cielo. Hasta por lo menos el jueves o viernes de la próxima semana no creo que pueda estar por aquí ni en facebook, pero ya sabes que siempre os llevo a todos en mi corazón preciosa.
    Un fortísimo abrazo mi cielo bonito

    ResponderEliminar
  25. Muchísimas gracias por tu comentario Juan. Disculpa que aún no me haya pasado por tu blog pero ando de bólido. Cuando tenga un rato para ello sin duda me paso por allí.
    Un abrazo y feliz domingo

    ResponderEliminar
  26. hola mari carmen cielito ya llego en la mañana calmaita la historia preciosa ya que nos enseña a saber salir adelante y mirar a otros con ojos de piedad ayudarles en lo que necesiten no hay que esperar que dios te lo de toito el no engaña nos engañamos nosotros mismos feliz dia besitosssssss

    ResponderEliminar
  27. Mi preciosa Embrujo, disculpa por tardar tanto en contestarte cielo, ando muy liada estos días.
    Tal y conforme has dicho no es Dios quien nos engaña, somos siempre nosotros los que nos engañamos y los que decidimos en todo momento lo que hacemos, lo que pensamos, como actuamos, etc.
    Un fortísimo abrazo mi preciosa niña. En cuanto tenga más tiempo me paso por vuestros blogs cielo.
    Muacksssssssssss

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.