martes, 8 de noviembre de 2011

Tomar conciencia de nuestros pensamientos

Tomar conciencia de nuestros pensamientos

¿En cuántas ocasiones hemos culpado a Dios o a determinadas personas de las cosas que nos han ocurrido u ocurren en nuestra vida? En muchas ocasiones si lo queremos reconocer ¿verdad?

Es importante que comencemos a tomar conciencia de que somos los creadores de nuestra propia vida.

El estado en el que nos encontramos en este momento, es producto o consecuencia de lo que pensamos y cómo actuamos ayer, como del mismo modo, nuestro pensar y actuar de ahora forjará nuestro futuro.

Siempre somos los responsables de nuestras propias decisiones. Si nos paramos un momento a reflexionar, probablemente nos daremos cuenta de que en muchas ocasiones hemos culpado a Dios o a otras personas de nuestras desgracias, pero: ¿nos hemos parado en alguna ocasión a plantearnos las decisiones que en momentos determinados tomamos?
No ¿verdad?
Cuando tomemos conciencia de que sencillamente todo pensamiento que luego ponemos en acción tendrá una serie de consecuencias  en nuestra vida, nos daremos cuenta de que somos nosotros siempre los que elegimos en cada momento, en cada situación, y dependiendo de la decisión que tomemos, en nuestra vida sucederán unas cosas u otras, pero las consecuencias de nuestros actos no será jamás culpa de nadie, será responsabilidad totalmente nuestra.

De ahí que sea muy recomendable observar todos nuestros pensamientos y cambiar los pensamientos que nos vengan de lo que no queremos en nuestra vida por otros en los que visualicemos lo que sí queremos, hay que dejarlos renacer y siempre pensando de forma positiva, pues será en medida de lo que pensemos, cómo después actuaremos creando nuestra propia realidad.

Mari Carmen

12 comentarios:

  1. Muy bueno este post, los pensamientos marcarán nuestra vida.

    Ten cuidado con tus pensamientos;
    que se volverán palabras.
    Ten cuidado con tus palabras;
    que se volverán actos.
    Ten cuidado con tus actos;
    que se volverán costumbres.
    Cuidado con tus costumbres;
    que será tu carácter.
    Cuida tu carácter,
    que será tu destino,
    será tu vida...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Los pensamientos negativos, son un gran lastre, con el que tenemos que vivir, si no somos capaces de encauzarlos, para bien, yo tambien culpe a Dios de mi desgracia, aunque no me duro mucho.

    ResponderEliminar
  3. Cada uno de nosotros, somos responsables de nuestros pensamientos, actitudes ya que Dios nos puso a nuestro libre albedrío, nadie es responsable de lo que permitamos ni de lo que hagamos salvo nosotros mismos. Un abrazo cielo con todo el amor de mi corazón.

    ResponderEliminar
  4. Decidimos culpar a alguien mas para librarnos de ese sentimiento de culpa, cuando somos nosotros los únicos capaces de tomar decisiones y de vivir nuestra vida, y si alguien mas en verdad tiene la culpa de que algo nos pase también es nuestra culpa por dejar que influya tanto en nuestra vida a tal punto que nos pueda hacer daño.
    Muchos besitos corazón ♥

    ResponderEliminar
  5. Somos lo que pensamos, eso sin duda. los pensamientos negativos, los ilumino, los bendigo y les abro la puerta amablemente para que se vayan. Eso es lo bueno, que tenemos tiempo suficiente para echarlos de buena manera y que no se cumplan, pero tampoco hay que dejarlo para otro día, eh? ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Mi preciosa A.K.E. nunca mejor dicho cielo. Todo comienza por los pensamientos cielo, se van quedando tan dentro nuestro que luego vamos actuando según esos pensamientos, y al final te conviertes y atraes a tu vida lo que en un principio pensaste y luego no se recicló.
    Fabulosa reflexión la que has compartido con nosotros.
    Un fuerte abrazo y gracias de todo corazón por dejar tu preciosa huella.

    ResponderEliminar
  7. Manuel cielo, todos hemos culpado en alguna ocasión si no a Dios a otras personas de ciertas cosas, pero eso es lo más normal en la mente humana cielo, lo que importa realmente es tomar conciencia de que eso no es así y reconocer nuestras responsabilidad, visto esto, se le pone remedio al asunto. Somos humanos cielo y hemos venido a aprender de todo y todos, si estuviésemos muy ascendidos no estaríamos ya en este plano.
    Un fortísimo abrazo de todo corazón y gracias por tu comentario cielo

    ResponderEliminar
  8. Mi preciosa Lenn, tienes una madurez y una percepción maravillosa de las cosas cielo. Efectivamente culpamos en ocasiones a los demás para sentirnos nosotros mejor, pero realmente en nuestro interior sabemos que la cosa no es así cielo. Y como bien dices, somos nosotros los que permitimos tener en nuestra vida cierta serie de cosas aunque nos esté machacando, si reflexionamos ¿quién tiene la responsabilidad de ello? ¿quien nos machaca o nosotros por permitirlo?
    Gracias por dejar tu preciosa y madura huellita cielo.
    Un fortísimo abrazo con todo mi corazón

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias Y Otros Paisajes..
    Gracias también por dejar tu huella en esta casa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Jajajaja, me has hecho reír ion-laos con el tema de que tampoco hay que dejarlos para otro día.
    Dejar pasar esos pensamientos bendiciéndolos es lo más positivo, pero hay que hacer eso, dejarlos pasar, no dejarlos ahí dentro porque entonces es cuando nos hacen mal y nos perjudican. Gracias por enseñarnos tanto cielo.
    Un fortísimo abrazo y gracias nuevamente por dejar esa preciosa huella en esta tu casa

    ResponderEliminar
  11. Mi preciosa niña melillense, que pensaba que ya te había contestado cielo.
    Siempre somos los responsables de nuestros pensamientos y actuaciones, y si nos lo planteamos, seguro que hemos tenido en muchas facetas de nuestra vida elegir varios caminos diferentes y hemos optado por uno, por lo tanto, ¿fuimos nosotros los que elegimos el camino a recorrer o alguien lo hizo por nosotros? es bueno pararse a reflexionar.
    Gracias por dejar como siempre tu preciosa huella mi cielo. Ya sabes que te quiero con todo mi ser

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.