miércoles, 9 de noviembre de 2011

¿Cuál es tu lección?

¿Cuál es tu lección?

María y Laura eran dos amigas de la misma edad que cada día quedaban para ir juntas al colegio a llevar a sus respectivas hermanas.

Estas dos amigas cada día hablaban de infinidad de cosas. Crecían y aprendían mucho la una de la otra.
Un día, al llegar a la escuela, las hermanas de María y Laura iban caminando muy lentamente. María le dijo a las niñas: “nenas, que a este paso no llegáis a la fila. Vuestra clase subirá y haréis tarde”. Las niñas, haciendo caso omiso de lo que María les dijo siguieron con su mismo paso.

A todo esto, había una señora en la verja del colegio que no veía a su nieto. Lo comentó en voz alta y, dos señoras que habían dentro del colegio y obstaculizaban la visión de las personas que habían fuera, dándose por aludidas, se apartaron para dejar ver a la señora.

Ocurriendo todo esto, dijo Laura con respecto a las dos niñas a las que aún se las veía:
“Míralas, como si nada”.

Entonces entró sin comerlo ni beberlo otra señora que había en la verja en acción y dijo:
“Es que no tendrían que estar ahí”.

Laura, ignorante de lo que la buena mujer quiso decir con esto pensó: “¿cómo no van a tener que estar ahí si tienen que ir al cole?”.

Cuando la buena de Laura vino a caer en la cuenta, se percató de que la señora le decía aquello con respecto a las chicas que habían tapado la verja, a lo que se entablo una pequeña conversación:

Laura: no, señora. Hablaba de las niñas que no nos hacen caso.

La señora: ah, pensaba que era por estas dos que tapaban la verja.

Laura: ah, no. Yo también he entrado dentro hasta que me lo han permitido, pero ahora como no puedo he de quedarme aquí.

La Señora: sí, yo también lo he hecho, pero como ahora ya no nos dejan…

Las dos sonrieron y se fueron a sus respectivas casas.

Estuve reflexionando mucho sobre  esta historia y aprendí varias lecciones con ella:

1.- No meterme en una conversación que no tiene que ver conmigo.
2.- No dar por hecho algo porque pienso que es así, antes he de cerciorarme de que es como creo pues puedo confundir las cosas.
3.- No juzgar a nadie, máxime cuando yo misma haya hecho lo mismo anteriormente, más bien debo de ser empática con las personas como me gusta que lo sean conmigo.

¿Qué lecciones habéis aprendido vosotros?

Mari Carmen

6 comentarios:

  1. La mayoría de las veces las cosas no son lo que parece y nos lleva a errores y grandes problemas. No hay que prejuzgar ni enjuiciar. No tengamos pensamientos tóxicos si luego no queremos que nos revierta.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hay varias, lecciones, no meterse en conversaciones sin percatarse que estan hablando contigo, y no juzgar a nadi por las apariencias, y no meterse en camisas de once varas.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta leer todos tus comentarios ion. Se aprende mucho de ti cielo.
    Como bien dices las cosas no son lo que parecen en la mayoría de ocasiones, y tendemos a meternos en todo nos llamen o no, y en hacer juicios, somos expertos. Más vale que cuidemos un poco los pensamientos, que como bien dices, luego no nos revierta.
    Un fortísimo abrazo de todo corazón preciosa

    ResponderEliminar
  4. Sí Manuel cielo. Imagino que a lo largo de tu vida habrás presenciado muchos casos así. Tienes una gran sabiduría y nos podrías enseñar muchísimo a todos de muchísimas lecciones cielo.
    Un gran abrazo y gracias como siempre por dejar esa preciosa huella en esta casa

    ResponderEliminar
  5. Y para que esto no ocurra hay que mantener el equilibrio y no alejarse del amor, pensar muy detenidamente las cosas antes de hablar....Un abrazo cielo con todo mi amor en este día especial

    ResponderEliminar
  6. Mi preciosa niña melillense así es. El amor y la reflexión son cosas muy importantes. Antes de decir algo es mejor cerciorarse de las cosas y en cualquier caso, cuando se hable, que sea siempre con amor, aunque está claro que una cosa es decirlo y otra llevarlo a la práctica, y esto es algo que creo que todos tenemos que practicar.
    Un fuerte abrazo con todo el amor de mi corazón para ti cielo

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.