lunes, 17 de octubre de 2011

La vida es efímera...


Si pudiésemos tener consciencia de lo efímera de nuestra vida, tal vez pensaríamos dos veces antes de ignorar las oportunidades que tenemos de ser y de hacer a los otros felices...

Muchas flores son cortadas muy pronto; algunas apenas pimpollo... Hay semillas que nunca brotan y hay aquellas flores que viven la vida entera hasta que, pétalo por pétalo, tranquilas, vividas, se entregan al viento... Pero no tenemos como adivinar...

No sabemos por cuanto tiempo estaremos disfrutando este Edén, tampoco las flores que fueron plantadas a nuestro alrededor... Y nos descuidamos a nosotros mismos y a los otros...

Nos entristecemos por cosas pequeñas y perdemos un tiempo precioso... Perdemos días, a veces años...

Nos callamos cuando deberíamos hablar, y hablamos demasiado cuando deberíamos quedar en silencio...

No damos el abrazo que tanto nos pide nuestro corazón porque algo en nosotros impide esa aproximación...

No damos un beso cariñoso “porque no estamos acostumbrados a eso” y no decimos lo que nos gusta porque pensamos que el otro sabe automáticamente lo que sentimos...

Y pasa la noche y llega el día; el Sol nace y adormece, y continuamos siendo los mismos... Reclamamos lo que no tenemos, o que no tenemos lo suficiente...

Cobramos... A los otros... A la vida... A nosotros mismos... Y nos consumimos, comparando nuestra vida con la de aquellos que poseen más...

Y si probáramos compararnos con aquellos que poseen menos? ... Eso haría una gran diferencia!!!

Y el tiempo pasa... Pasamos por la vida y no vivimos... Sobrevivimos, porque no sabemos hacer otra cosa...

Hasta que, inesperadamente, nos acordamos y miramos para atrás... Y entonces nos preguntamos: Y ahora?

Ahora, Hoy, todavía es tiempo de reconstruir alguna cosa; de dar un abrazo amigo; de decir una palabra cariñosa; de agradecer por lo que tenemos...

Nunca se es demasiado viejo, o demasiado joven, para amar, para decir una palabra gentil, para hacer un cariño...

No mires para atrás... Lo que pasó, pasó... Lo que perdimos, perdimos... Mira hacia adelante!!!

Todavía hay tiempo de apreciar las flores que están enteras a nuestro alrededor... Todavía hay tiempo de agradecer a Dios por la vida, que aunque efímera, aún está en nosotros...

Paula Chaparro

6 comentarios:

  1. La vida es todo aquello que queramos construir, con las manos, con los ojos, con el corazón...si dejamos fluir esos abrazos, esos besos, esos momentos que no vuelven una vez pasados, es lo que nos llevaremos en el equipajae de la vida.Lo material sino se compra hoy, lo puedes hacer mañana. Pero el amor es lo único que te llevas en el corazón. Un abrazo cielo con todo el amor de mi corazón

    ResponderEliminar
  2. Así es mi preciosa niña melillense. Sólo el amor y la bella huella que dejemos y nos dejen es lo que nos llevaremos. Lo material siempre se queda aquí cuando nos vamos, así que ¿porqué no fluir con todo ese amor que llevamos dentro, vivir y disfrutamos todo lo hermoso que la vida nos ofrece y amar como nos gusta ser amados? hay mucho que ganar si nos dejamos llevar por nuestro corazón y fluimos con ese precioso amor que en él hay. Todo se siente de un modo distinto.
    Un fortísimo abrazo con todo el amor de mi ser cielo mío

    ResponderEliminar
  3. Sabes lo que opino de cada una de tus entradas, no hace falta aclarar que me encantan y comparto gran parte de lo que piensas... Creo que deberíamos vivir el día a día como si fuese el último de nuestras vidas, haciendo, diciendo, viviendo todo lo que nos hace feliz y sabemos que puede hacer feliz a alguien mas, cumpliendo día a día nuestros sueños.
    Que comiences lindo la semana, muchos besos ♥

    ResponderEliminar
  4. Mi preciosa Lenn, muchísimas gracias por tu comentario cielo.
    La vida hay que vivirla en plenitud, disfrutando absolutamente de todo lo que nos rodea, ser felices y hacer felices a los demás. Es la mejor recompensa que podemos tener cielo. Todo ese amor que damos y recibimos.
    Un fortísimo abrazo preciosidad y gracias por dejar tu preciosa huellita en esta que es tu casa.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que es maravilloso conocer tantas personas estupendas en la virtualidad.

    Pero hay quienes tienen una sensibilidad especial como tú, y me siento tan cómoda cuando llego a tu espacio.

    Tan en armonía con tus pensamientos como si fuesen los mios propios. Es verdad lo que dices damos por sabido que los demás ya saben que les queremos.

    Y debemos amarles y también decirselo todo el tiempo mientras les tenemos cerca.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Neuriwoman cielo, no sé cómo agradecerte tan precioso comentario.
    Gracias de todo corazón por tanto amor que desprenden tus palabras. Me encanta y alegra el corazón saber que te sientes bien en este espacio igual vuestro que mío, es de todos vosotros también cielo, y sin vosotros no sería así, con vuestros comentarios le dais vida.
    Tendemos a creer que las personas ya saben que las amamos y que no necesitan que se les diga, y hay momentos, ocasiones, circunstancias, en que se necesita y mucho, y un abrazo dado con el corazón, un beso con el alma y un te quiero con los ojos rebosando amor hacia el ser al que se lo dices, puede serle de una gran ayuda y consuelo además de suma importancia, pues creo que todos en alguna ocasión por mucho que hayamos sabido que nos quieren hemos necesitado que se nos diga. Llena el alma y es el mejor regalo que podemos dejar a las personas de nuestro entorno, el recuerdo de nuestro amor incondicional.
    Te mando un enorme abrazo cielo y gracias por dejar esa preciosa huella plena de ese amor que llevas dentro.

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.