domingo, 9 de octubre de 2011

Cara de Ángel

Es una verdadera pena que en pleno siglo XXI sigan ocurriendo este tipo de cosas. Por favor, tomemos conciencia de que todos somos iguales, que no existen razas,sexos ni lenguas, que cada persona tiene derecho a elegir y a sentir, y que da exactamente lo mismo por quién sienta si es feliz y no hace daño a nadie. Dejemos de hacer sufrir de una vez a "LAS PERSONAS QUE NO SON COMO CREEMOS QUE DEBEN SER". Son sencillamente seres maravillosos que merecen todo el amor y el respeto del mundo, así que por favor, simplemente hay que dar lo que gusta que los demás nos den.
Un abrazo para todos los lectores.

Con cara de ángel, maneras innatas bastante afeminadas, Marcelo de 7 años, no entiende porqué es malo que a él le gusten los maquillajes, hacer manualidades, ayudar a ordenar la casa y usar los zapatos de tacón de su madre y su hermana. Le gusta que las mujeres usen medias, adora sentir esa suavidad.

Más pequeño, a las mujeres, que visitaran su casa con vestido y medias, en cuanto se descuidaban, les acariciaba las piernas. -¡Qué bárbaro! Va a ser tremendo Marcelo -¡Sí! tan mujeriego como su padre -Y con esa carita, ¡será guapísimo! –Con lo que le gusta manosearnos, es tan precoz, tendrá todas las mujeres que quiera.

No sabe porqué su padre lo cintarea casi a diario: “Te voy a hacer hombre a punta de chingazos, cabrón”. Ni porque los compañeros de la escuela le gritan mariquita, mariquita eres una mariquita y no quieren juntarse con él en el recreo, pero si lo buscan cuando hay que hacer trabajos en equipo, tareas o explicarles las materias.

Es el mejor alumno de la clase, si no fuera por su alto rendimiento, ya lo hubieran expulsado de la escuela.

Sueña con ser un gran cirujano cuando sea grande y artista plástico o músico. En cuanto llega de la escuela, come y hace su tarea, para irse de inmediato a sus clases de pintura y piano.

Desea llegar a tener una casa con enorme jardín, para cultivar las mejores especies de flores. El se encarga del cuidado de las macetas de su madre. Adora las aves y las mariposas. Cuenta con tanta vitalidad y gusto por todo lo que hace, que sus ojos se iluminan cuando platica de lo que sueña lograr.

Un día cualquiera, su profesora, junto con otras dos, se encuentran calentando tamales y preparándose café, en la oficina de la subdirección, minutos antes del recreo. Llega Adriana, con su amigo Marcelo llorando:

– Maestra, maestra. Los muchachos golpearon a Marcelo, ¡mírelo… pobrecito!

Sin voltear a mirarlos, saca sus tamales del microondas –Ahora, ¿por qué te golpearon Marcelo?

El niño, sigue llorando y se adelanta Adriana. Por esto maestra, entrega una cajita de maquillajes de ojos destrozado. Se los sacaron de su mochila y entre todos los niños golpearon, pero lo defendimos las niñas y se los pisotearon.

-¿Qué te he dicho Marcelo?, ¡eso son cosas de mujeres! Los niños deben jugar a las luchas, al fut bol. Váyanse, váyanse al recreo y no me vengan con tanto chisme o les pongo un reporte. ¡Aprende a defenderte!, ¿No te da vergüenza que las niñas te defiendan?, ya les dije Adriana, que no lo defiendan, el tiene que aprender a portarse como hombre. Poco que le falta a este y ustedes ayudándole.

Adriana abraza a Marcelo y salen de esa oficina, se sientan en un escalón de la escalera, donde los alcanzan las demás niñas.
–No te preocupes Marcelo, no les demuestres tu coraje.

 –Ya no llores Marce… Yo mañana le pido a mi mamá otros maquillajes, tú tienes que enseñarnos a maquillarnos.

–Si,  para mi cumple, todas iremos de princesitas y tu nos dirás como lograrlo.

–Gracias muchachas, no se que haría sin ustedes, les dice el niño.

–Lo mismo que de nosotras sin ti. Tú eres el mejor amigo del mundo. Te queremos tanto Marce.

– ¿Amigos por siempre?

– ¡Amigos por siempre!, se abraza todo el grupito.

Las profesoras se quedan disfrutando su refrigerio y carcajeándose de Marcelo.

– ¡Pinche maricón! ya me tiene colmada con tanta jotería, les comenta su maestra.

– ¡Ay! yo no se que haría si a mi me saliera un hijo maricón.

Siglo veintiuno, aprobación de matrimonios entre parejas gay en México y así se cría, educa y trata a los niños, en sus hogares y en sus escuelas.

¡Cuánto nos espantamos! al ver “Ponchis”, “Barbies”… Sin ver los constantes actos de  desprecio y odio que reciben, por parte de toda la sociedad quienes son homosexuales, pobres, discapacitados, huérfanos, etc. O, hijos de parejas inadecuadas, odiados desde antes de nacer.

¿Será por eso, que muchos niños encuentran más amor y comprensión en las pandillas, que se conforman como verdaderas y sólidas familias?

La perversidad es el resultado de la masa social perversa, con el más peligroso disfraz que es la perfección.

Sociedad, Gobierno: Seguimos con 10 mil huérfanos en ciudad Juárez… Huérfanos de guerra.






14 comentarios:

  1. ¡Gracias preciosa!, que sorpresa tan maravillosa me has dado. Te dejo un beso muy grande lleno de anís y de esperanza.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Sara por compartirlo cielo. Me tocó muy profundamente este tema pues es algo de lo que he hablado en varias ocasiones. No me gustan las discriminaciones de ningún tipo, y maltratar de esta forma a un niño por su condición, me parece indignante.
    Gracias de todo corazón por compartir tan excelentes publicaciones para la toma de conciencia de todos los que te leemos cielo.
    Un fortísimo abrazo Sara.

    ResponderEliminar
  3. En el fondo, todas estas descriminaciones, que se hacen, por distintas razones, uncluso por que el niño tenga sentimiento especiales, lo hacen por que tienen miedo, de sus propios pensamientos y denotan un gran complejo de inferioridad, y suponen, que pensando asi son mas machos, yo diria que son mas mulos.
    pero no hay que hacerles caso son una pobre gente.

    ResponderEliminar
  4. Desafortunadamente mientras no se vaya tomando conciencia de que todos somos iguales y que no existe distinción de ninguna clase de amor, religión etc...porque todos procedemos de una única verdad llamada AMOR, seguirá existiendo en la mente y el ego de los seres humanos este tipo de cosas y otras más. Nadie tiene el derecho de juzgar el amor como cada ser humano quiera sentirlo. Excelente escrito . Un abrazo con todo mi corazón

    ResponderEliminar
  5. holaaaaaa mari carmen cielito mio esta entraita ma llegao al corazon yo creo que no hay que discriminar a nadie y mas por que halla nacio en un cuerpo equivocao que no le corresponde, veras corazon tengo una prima tuvo una niña siendo soltera y cuando era un bebé se daba tirones de los vestios que le ponia su madre aun ni hablaba, y conforme fue creciendo sintió hasta el rechazo de su madre cuando se hizo una mujer se hizo un cambio de sexo el primero que se hizo en andalucia y vive feliz con una mujer su pareja pero durante toooooo su via vivio amargaita la comunion no quiso hacerla queria ir de mariñero y su madre no lo consitió hoy como ya te digo es feliz y a su madre olvidaita la tiene ya que es lo que se merece ha un hijo se quiere porque tu le has traio al mundo y tienes que acarrear con sus consecuencia yo te digo amiga que no tengo ningun hijo asi pero si ellos hubieran sentio de otra manera yo habria luchaao contra el mundo por protegerle un muasckkkkkkkkk siiiiiiiiiiiiiii yaaaaaaaa estoyyyyyyyyyy contentaaaaaaaaaaaaaaaaa y embrujo el nuevo será de recetas de cocina a ver si te gusta ya he dejao una jajajja y en embrujo he escrito menos mallllllllllllllllll un muasckkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  6. Manuel cielo, me encanta que pienses así, porque hay muchísimas personas de tu generación que no están de acuerdo con esto.
    A mi forma personal de ver y sentir, creo que estas personas tienen derecho a ser felices. Se nos educó diciéndonos a las niñas que teníamos que jugar a las casitas y soñar con nuestro príncipe azul, y los niños tenían ue jugar al fútbol, bolas camiones, y eluego buscar una buena mujer que supiese llevar su casa y casarse con ella. El amor es libre y da igual de quién te enamores, eso de entrada, y si un niñ@, no siente su sexo así porque se siente del otro sexo, tiene todo el derecho del mundo a cambiarlo y a ser como se siente.
    Gracias cielo por tu colaboración en esta entrada que a mi modo particular de ver y sentir, me parece de gran importancia.
    Un fortísimo abrazo

    ResponderEliminar
  7. Mi preciosa niña melillense, no tengo nada más que añadir a lo que has escrito cielo. Te doy las gracias de todo corazón por tu comentario y por ser el ser que eres con esa gran conciencia sobre los seres humanos.
    Un abrazo con todo el amor de mi ser cielo

    ResponderEliminar
  8. Mi preciosa Embrujo, es una verdadera lástima que los padres no seamos capaces de entender ciertas cosas, y que se le de más importancia al que dirán que a los sentimientos de nuestros propios hijos.
    Me alegro con todo mi corazón que esa niña que no se sentía como tal, tomase esa importante decisión y haya hecho lo que su corazón le decía y sentía. Tiene que ser muy duro estar atrapad@ en un cuerpo al que no sientes como tal. Ahora ha podido gracias a Dios formar su vida y ser feliz.
    Un fuerte abrazo con todo mi corazón mi preciosa niña y gracias con toda mi alma por colaborar en algo tan sumamente importante cielo.

    ResponderEliminar
  9. Tantos problemas se evitarían si las gente aprendiera a respetarse mutuamente. Los gustos o preferencias de cada persona le pertenecen y no deberían ser juzgados por los demás aunque no los compartan.
    Todavía hay mucho camino que recorrer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Sí A.K.E. Sólo sabemos juzgar a los demás sin ningún tipo de compasión, y cada persona es libre y por eso mismo decide lo que quiera hacer. Nadie tiene que justificarse ante nadie, y menos por unos sentimientos.
    Un fuerte abrazo de todo corazón cielo y gracias por dejar tu preciosa huella en este espacio nuevamente.

    ResponderEliminar
  11. Me parece verdaderamente asombroso que a estas alturas aún pueda haber gente tan cabernicola , por etiquetarla de alguna manera. Es gente basada en el que dirán, y respaldada por una serie de "normas" o criterios que nos dictaminan como tienen que ser las personas, como han de vestir, el color que tienen que tener y lo que aún es peor,de la forma que tienen que actuar. Creo que nos hace falta en esta sociedad una gran dosis de empatia hacia los demás, el que por un instante nada más pudieran meterse en la piel de niños como Marce, el vivir lo duro que es dentro de un cuerpo que no se identifica con tu personalidad, el tener que aguantar dia tras dia el rechazo de la gente que te rodea y lo que es aún peor el de tus seres queridos. En ocasiones me pongo las manos en la cabeza y pienso, ¿que somos personas? o por el contrario ¿meras marionetas que nos dejamos llevar por las tendencias de moda, y mientras esta moda esté, todo está bien?. Chic@s lo que más rabia me da es que parece ser que ultimamente la condición homoxesual parecia ya estar aceptada, y entonces te das cuenta que no es así, que parece que en estos últimos tiempos es como una nueva tendencia o moda, que en televisión vende más la historia de que Fulanito sea gay...y se lio con el marido de Venganita.. ¿A que jugamos?,¿ que imagen de promiscuidad estamos dando a estas personas?. Son seres exactamente como el resto, que se merecen nuestro respeto, y aún más nuestro apoyo, frente a esas personas retrogradas que no los acepta. Seamos de una vez por todas sensatos con nosotros mismos y vivamos y dejemos vivir...Hecho una lanza a favor de esta gente maravillosa , con una sensibilidad fuera de lo común y de los cuales deberiamos tomar ejemplo. Gracias Mari Carmen por esta aportación, que como todas nos hace reflexionar, un inmenso abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Desam cielo, se puede decir más alto pero no más claro. Llevas toda la razón a mi modo de ver y sentir, y como ya dije cuando publiqué este post, me parece hasta mentira que en pleno siglo XXI siga pasando esto, pero desgraciadamente así es. Nadie se pone en la piel de estas fantásticas personas, y si tuviésemos tan sólo un poco de esa empatía que decimos tener, no se les haría sufrir de ese modo. ¡¡¡QUE SON SERES HUMANOS MARAVILLOSOS Y ESPECIALES!!!, y parece que no nos damos cuenta del sufrimiento que de por sí ellos ya llevan por las cosas que esta sociedad nos impone, para que encima se les machaque. NO HAY DERECHO A ESO. Respetemos al igual que nos gusta ser respetados y tratémoslos con todo el amor que se merecen.
    Un fortísimo abrazo Desam y gracias por dejar este maravilloso comentario cielo. Ha sido una gran reflexión.

    ResponderEliminar
  13. Es una verdadera lástima que la inmensa mayoría de la sociedad viva aún con la conciendia del hombre primitivo..., que se creen que somos animales y tan solo estamos para procrear... No son capaces de entender que algunas personas han evolucionado hasta el punto que comprenden que no existe la diferencia de sexos, sino lo más sublime del ser humano: la belleza, la armonía, la comprensión, el amor..., independientemente del sexo y el género. Esto es la Excelencia del ser humano (Los Ángeles carecen de sexo y son los Seres más perfectos que existen "En Ell@s" todo es Luz y Amor. ¿Por qué nos extraña entonces que haya Ángeles encarnados? ¿Somos un@s hipócritas o no vemos más allá ne nuestras propias narices? ¿Donde está el amor, cariño, tolerancia, cordialidad..., del que tanto alardeamos? Nosotr@s estamos cread@s a imagen y semejanza de Dios, no Él a la nuestra. Por lo tanto no se debe despreciar a aquella persona que aparenta ser difente a nosotr@s, según nuestro punto de vista, educación, conciencia... ¿Hay alguien perfecto? Juanjo Fdez. Felices.

    ResponderEliminar
  14. Bravo, bravo, bravísimo Juanjo. Te doy el más sincero y caluroso aplauso cielo por tu maravilloso comentario.
    CVomo el otro día te comenté cielo, hay muchas cosas que me pregunto, y entre ellas está esa, el porqué de alardear de que somos amor y todo es amor, etc. etc. etc. cuando se obra totalmente contrari@ al amor. En el amor no hay juicios, simplemente aceptas las cosas sin más, no las cuestionas ni sentencias a las personas, pero nos queda mucho, mucho, mucho por aprender.
    Gracias cielo por tu importante aportación a este post. Me encantó leerte.
    Un fortísimo abrazo con todo mi corazón Juanjo y gracias, gracias y eternamente gracias.

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.