viernes, 16 de septiembre de 2011

Todo lo que buscamos está dentro nuestro...

Gracias por estar siempre allí con tanta Luz, con tanto Amor... No hay que ser mezquino con el amor, cuanto más se ama, más amor vuelve multiplicado en nuestra propia vida... Debemos estar siempre con el corazón creciendo en Gratitud... Cuando descubrimos que no había que buscar nada afuera de uno mismo, nos damos cuenta que todos los lugares donde queríamos llegar siempre estuvieron dentro nuestro...

Me gusta el ejemplo de Ganesha, el Dios de la india con cabeza de elefante... El padre y la madre lo reúnen a Él y a su hermano y le dicen: el que primero dé la vuelta al mundo, ese es el más sabio... Entonces el hermano sale corriendo para llegar primero y Ganesha da vueltas sobre sí mismo y dice: ya llegué... Los padres lo felicitan y premian. Aquel que se descubre a sí mismo ya recorrió el universo...

Pero seguimos queriendo lograr cosas afuera en lugar de vivir lo que ya tenemos, lo que ya somos, vivir ese estado de luz genuino que es lo que somos de Verdad...

¿Por qué no nos atrevemos a brillar con todo nuestro potencial?
Porque todavía nos identificamos tanto con el personaje que creemos que interpretamos, que nos creemos que ese personaje es real, y nos obnubila, nos saca la visión de toda la grandeza que siempre hay en nosotros más allá de los roles en que actuamos en nuestro paso por el planeta a diario...

Una frase divina de Sai Baba dice: "Cada vez que odies a alguien ahí afuera, ese es el espejo de lo que odias en vos, pero como no logras tener la grandeza, el coraje, ser heroico, tener la humildad de decir: "tengo esos residuos que tengo que trabajar", en el otro detestamos las cualidades que no podemos terminar de ver en nosotros mismos". Cada vez que amamos a otro, esa es la belleza de nuestro interior, pero cada vez que pedimos que otro nos ame es porque no nos estamos amando con la intensidad, con la grandeza, con la confianza, con la calma, de lo que somos capaces...

Somos Seres de Luz, nacimos para ser felices, el problema es que nunca se nos dijo eso y estamos llevando vidas bastante limitadas creyendo que éramos lo que el mundo nos decía, y ahora ya sabemos bien que no somos nunca más lo que el mundo nos ha dicho, sino todo aquello que ni siquiera intuimos todavía que somos...

Claudio María Domínguez 

Recibido a través de mi amiga Paula Chaparro


9 comentarios:

  1. Todo esto esta muy bien, pero yo creo, que siempre necesitamos a la otra mitad, para ser plenamente feliz.

    ResponderEliminar
  2. Manuel cielo, si se quiere se puede ser feliz sin otra persona a tu lado, lo que pasa que somos humanos, y justo por esa humanidad que tenemos, necesitamos cosas exteriores, pero la verdadera felicidad, está dentro de uno mismo siempre. Puedes querer ser feliz con lo que tienes o vivir pensando en lo que no tienes.
    Un fortísimo abrazo cielo

    ResponderEliminar
  3. Yo también pienso que no necesitamos nada externo para ser felices. Todo cuanto necesitamos saber está en nosotros, pero como andamos siempre mirando a los demás para criticar, copiar, imitar... no nos damos cuenta de quiénes somos y de que no necesitamos nada del otro. A cada uno se nos dio justo lo que nos hacía falta para crecer del modo que necesitamos.
    Volvamos la vista hacia el interior, vaciemos todo lo que hay ahí que no sirve y nos encontraremos con nosotros mismos.
    No hace falta más.
    Abrazos de colores.

    ResponderEliminar
  4. creo que no hay que confundir esa otra mitad con vivir aislados, que es lo que suele hacer más daño
    un saludo desde el maestrazgomagico.blogspot.com
    RAUL

    ResponderEliminar
  5. Preciosa publicación cielo. Todo lo que somos está dentro nuestro. .Un abrazo con todo mi amor

    ResponderEliminar
  6. Paqui cielo, me alegro de verte por este espacio.
    Efectivamente creo que lo has dicho tal y conforme es.
    ¿Cuantísimas veces hemos dejado pasar por momentos de felices por tantas y tantas cosas exteriores? podemos siempre elegir ser felices, simplemente porque podemos serlo. La felicidad es algo que se lleva dentro, en nuestro interior, y depende de nosotros el que llevemos esa felicidad que somos interiormente o que dejemos que los factores exteriores nos la quiten cada dos por tres. Si como bien dices nos vaciáramos de tantas y tantas cosas e interiorizáramos, seríamos y viviríamos muchísimo más felices y nos daríamos cuenta de que podemos serlo y no necesitamos ciertas cosas para ello.
    Un fortísimo abrazo y gracias nuevamente por pasearte por este espacio cielo.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente Raul. Una cosa es que ames a una persona y desees pasar tu tiempo con ella, compartir infinidad de cosas, etc. Otra cosa es aprisionar, no respirar ni dejar que respiren por sí mismos.
    Te mando un fuerte abrazo y gracias por dejar tu huella en este espacio cielo.

    ResponderEliminar
  8. Exactamente mi cielo. Absolutamente todo, y podemos ser felices tan sólo con la interiorización y el reconocimiento de lo que somos. Los factores externos para nuestra felicidad tienen tanto poder en nosotros como queramos darle.
    Un fortísimo abrazo mi preciosa amiga del alma y corazón

    ResponderEliminar
  9. TODO ABSOLUTAMENTE TODO ES DESICION PROPIA

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.