viernes, 30 de septiembre de 2011

La raíz es la rama, la rama es la raíz


Tan pronto nacemos ya estamos muertos. Nuestro nacimiento y nuestra muerte son sólo una cosa. Es como un árbol; donde hay una raíz, tiene que haber ramas. Si hay ramas, tiene que haber raíz. No se pueden tener las unas sin las otras.


Resulta un tanto ridículo ver cómo en los funerales la gente está tan llena de dolor y aflicción, temerosa y triste, mientras que cuando ocurre un nacimiento se siente feliz y encantada. Es un engaño; nadie se ha parado a mirarlo con claridad.

Creo que si verdaderamente quieres llorar ,sería mejor hacerlo en el momento del nacimiento, porque realmente nacer es morir, morir es nacer, la raíz es la rama, la rama es la raíz.

Si tienes que llorar, llora por la raíz, llora por el nacimiento. Míralo con mas detalle: si no hubiera nacimiento no habría muerte: ¿Puedes entenderlo?

Daniel Heber

10 comentarios:

  1. Muy bonita la entrada querida amiga, tienes razón, por suerte jamás me pasó de perder a un ser querido, no puedo decirte que es lo que se siente, pero creo que para mi sería imposible no llorar, no estar triste, porque debe ser difícil vivir sin esa persona... Pero al final tienes razón, el nacimiento y la muerte son la misma cosa...

    He pasado por el blog que me recomendaste y no te haz equivocado en hacerlo, es precioso!! Ya esta en los blogs que sigo :) Gracias pro darmelo a conocer:D

    Que termines lindo la semana, besitos ♥

    ResponderEliminar
  2. Hola Lenn cielo.
    No creo mi niña que haya nadie que se quede impasible ante la muerte de un ser querido, es inevitable pues estamos en la tierra, tenemos esa parte tan humana que nos hace sentir ese dolor, pero importa que sepamos que nuestra esencia jamás se perderá porque es lo que siempre perdura y lo que realmente somos.
    Mi cielo, con respecto a lo del blog, me alegro muchísimo que te haya gustado. Es otro blog que confeccioné no hace mucho cielo. Me encanta tenerte también ahí.
    Un fortísimo abrazo y que tengas un excelentísimo finde preciosa

    ResponderEliminar
  3. Eso es jodidamente tétrico! Jaja
    Yo creo que el pensamiento de este señor es muy extremista. Celebrar la muerte? Llorar el comienzo de la vida?
    Todos vamos al mismo lugar, eso se sabe, pero cual es el sentido de no disfrutar la vida y nacer entre llantos porque algún día vas a morir?
    Eso es lo lindo de un nacimiento: un nuevo ser que va a disfrutar por el tiempo que corresponda lo lindo que tiene la vida para el!

    En fin, me extendí mucho y no se si se entendió lo que quise decir :P
    Te invito a leer sobre la insignificante vida de alguien que no conocés... Puede ser interesante (?)
    http://unmundoreducido.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Aunque inebitablemente cuando nacemos tenemos la muerte como el fin del camino, tenemos que recorrerlo, en eso consiste la vida, en enpezarlo, y por lo tanto, de lo que debemos de alegrarnos es de tener caminos que andarlos y vivirlos.
    Un fuerte abrazo Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  5. Hola Abrilitoz.
    Al igual que todas las cosas, este texto se puede ver de diversas formas y cada cuál la verá de la suya.
    En mi caso creo que este señor, lo que quiere decir con celebrar la muerte, es simplemente que cuando el cuerpo humano muere, queda la esencia, que es la que siempre perdura, y mirándolo desde la perspectiva de que somos almas, es normal que hable de muerte cuando nacemos, aunque nosotros, como personas que estamos aquí habitando el planeta y aprendiendo, está clarísimo que vamos a alegrarnos cuando nazca un niño y lloraremos cuando fallezca un ser querido, y disfrutar, pues está claro que hay que hacerlo todo lo que podamos, que bastantes desgracias existen como para poder tener un momento de felicidad y no aprovecharlo.
    Me pasaré por el blog que me recomiendas, aunque estoy segura que de insignificante en la vida de esa persona no hay nada.
    Saludos cordiales y gracias por dejar tu opinión.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí Londonnek, está claro que como anteriormente le he comentado a Abrilitoz, aunque seamos esencia venimos aquí a aprender, y desde luego podemos dar gracias de ir haciendo el camino, y si lo llevamos con la mayor alegría, mejor que mejor.
    Un fuerte abrazo Londonnek y gracias por tu comentario cielo.

    ResponderEliminar
  7. Muy buena reflexión cielo. Igual que nacemos,existe la muerte. Igual que lo blanco y lo negro. Al igual que el bien y el mal. Todo en la vida en su conjunto es un aprendizaje por vivir. Un abrazo con todo mi amor

    ResponderEliminar
  8. Los sere humanos nos regocijamos por el nacimiento de un niño ya que es un milagro de la creación, mientras que la muerte de un ser querido nos enluta,ya que lamentamos profundamente la perdida individual de esa persona.Sin embargo la muerte también es un milagro y desde el punto de vista espiritual también es momento de regocijarse ya que es tiempo de retorno "a un estado de existencia"más autentico.Yo no se si habrá vida después de la muerte,pero mientras estemos aquí aprendamos a vivir con ella porqué forma parte de nosotros en el mismo instante en que nacemos.Sentimos mucho miedo cuando hablamos de ella,sin entender que forma parte de nuestra verdadera existencia.
    Una excelente publicación Mari Carmen,como siempre me encantas.

    ResponderEliminar
  9. Anand cielo, muchísimas gracias por tus sabias y preciosas palabras.
    Efectivamente le tenemos a la muerte un miedo atroz, y como bien dices, forma parte de la vida, es algo con lo que hemos de convivir, pues en un momento dado, nos comienzan a faltar personas a las que amamos así que cuanto antes nos familiaricemos con ella, mejor que mejor para nosotros. En cualquier caso, para mí es simplemente el paso hacia otro plano mayor, un plano en que no existen las cosas que existen aquí y en el que se fluye con la esencia de lo que somos: "EL AMOR".
    Un fortísimo abrazo Anand y gracias de todo corazón por tu preciosa huella en este espacio.

    ResponderEliminar
  10. Mi preciosa niña melillense, está claro que así es. La vida es una serie de aprendizajes, de vivencias y experiencias a pasar, aprendizajes que se quedarán en nuestra alma.
    Gracias de todo corazón mi preciosa niña melillense por tu preciosa huella.
    Un abrazo con todo el amor de mi ser.

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.