miércoles, 21 de septiembre de 2011

Granadas para curar

Un estudiante fue con un maestro para aprender el arte de curar. Vieron venir a un paciente y el maestro dijo: 

-Este hombre necesita granadas para curar. 

El estudiante recibió al paciente y le dijo: 

-Tiene usted que tomar granadas, es todo lo que necesita. 

El hombre se fue protestando y probablemente no consideró en serio el consejo. El estudiante corrió a su maestro y preguntó qué es lo que había fallado. El maestro no dijo nada y esperó a que de nuevo se dieran las circunstancias. 

Pasó un tiempo y el maestro dijo de otro paciente: 

-Ese hombre necesita granadas para curar, pero esta vez seré yo quién actúe. 

Le recibió y se sentaron, hablaron de su familia, de su trabajo, de su situación, dificultades e ilusiones. El maestro con aire pensativo dijo como para sí mismo: 

-Necesitarías algún fruto de cáscara dura, anaranjada, y que en su interior contenga granos jugosos de color granate. 

El paciente interrumpió exclamando: 

-¡Granadas!, ¿y eso es lo que podría mejorarme?. 

El paciente curó y el estudiante tuvo una ocasión más para aprender. El remedio es la mitad de la cura, la otra mitad es la respuesta de aquel a quien se cura. 


Cuentos sufies

8 comentarios:

  1. holaaaaaaaa mari carmen mi niñaaaaaa que ejemplo mas bueno me encantan las graná y espero sepas como sacr los granos sencillamente jajaja te lo explico la partes por la mitad la golpeas en la piel con una cuchara y ban cayendo los granos solos jajajajajaj besitossssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja. Hola mi niña salerosa, mi preciosa Embrujo.
    Pues si te digo la verdad las comí de pequeña, es una fruta que no me va demasiado y mira que sé que es buena, pero bueno... jajajajaja.
    Gracias por tu explicación pues siempre es bueno saberlo, y estoy segura que a muchas personas les va a venir excelentemente para poder sacarlas mejor.
    Un fortísimo abrazo mi cielo y gracias por pasearte nuevamente por este espacio preciosa.
    Muackssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Lo siento es una fruta que me pone nervioso, por como se sacaban los granos, con la explicacion de embrujo, probare de nuevo, el color y la fruta si es guapa

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja, me meo de risa contigo Manuel. ¡¡¡Hala chiquillo!!! a probarla nuevamente que seguro que de la forma que lo ha dicho mi preciosa Embrujo te sienta de maravilla.
    Muackssssssssssssss

    ResponderEliminar
  5. Mi querida Mª Carmen: Es como los vendedores: No todos tienen la misma labia ni el poder de convicción. Tienes razón con este ejemplo.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  6. Así es Malena. Es como el niño que no le gusta una comida, se la adornas con algo que le gusta y le pones el plato vistoso y le parece super apetitoso.
    Comparto tu misma opinión de que ni todo el mundo tiene la misma labia ni el mismo poder de convicción. Cada cual tiene su propia forma de ser y de hacer, pero sí que es cierto que podemos aprender mucho de los maestros que cada día encontramos en la vida, para hacer las cosas del modo en que creemos que puedan funcionar mejor.
    Un fortísimo abrazo Malena y gracias nuevamente por dejar esa preciosa huella en este espacio.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno, Mari Carmen. La respuesta hace mucho aunque pueda parecer que no, pero no hay que dudar en que es curioso curarse con granadas. Me pregunto las propiedades que tiene esta fruta jeje. Un beso :)

    ResponderEliminar
  8. Mi preciosa Natalia, hay tantos productos naturales curativos que no sabemos ni que lo son que se podría hablar de ello extensamente.
    No puedo decirte las propiedades que tienen porque no sé de esta fruta ni de otras muchas, no es el tema que toco, pero ¡¡¡vamos!!! seguro que tiene infinidad de propiedades al igual que el resto.
    Te mando un fortísimo abrazo cielo y gracias por pasearte nuevamente por este espacio y dejar tu preciosa huellita.

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.