viernes, 23 de septiembre de 2011

Equinoccio

La palabra equinoccio significa “noche igual” y simboliza el fenómeno astronómico mediante el cual el día adquiere una duración igual al de la noche. Esto quiere decir que hay equilibrio entre la luz y la oscuridad y ninguna  predomina sobre la otra.

Los equinoccios son portales de cambio. Nos anuncian que nos acercamos a una nueva etapa  y debemos prepararnos. Estos portales nos invitan a equilibrar… Ya que el día tiene la misma duración que la noche, que la luz y la sombra están igualadas. Sería un buen momento para equiparar nuestras propias luces y sombras…  Esa es la tarea que estamos
obligados a hacer en esta etapa: la ignorancia, las pasiones, los defectos, ya que no podemos superarlos del todo, será bueno equilibrarlas reconociendo nuestras propias luminosidades y oscuridades. No negándolas. El solo hecho de aceptar tu equilibrio, tu yin y yang, te abre la puerta a la luz radiante de la sabiduría. Negar nuestras sombras nos sumerge aún más en la oscuridad.

Los protagonistas de los equinoccios son  el Sol y la Luna,
convocándonos a balancear mente y emociones y también nuestro lado femenino y masculino… Todo es un  llamado al equilibrio en estos días y por eso no es raro que, junto con la llegada de la primavera, entremos de lleno en la energía de Libra que nos invita a hacer el trabajo de equilibrar la balanza y a armonizarnos tanto en lo interno como en el exterior.

El equinoccio de otoño nos prepara para morir simbólicamente en esos aspectos  ya maduros y a liberar la semilla que nos hará renacer a otro ciclo, a otra etapa de la vida. Imposible que nazca la flor si no muere la semilla, por eso para poder florecer en primavera debemos primero dejar morir esa parte que ha cumplido su ciclo. Puede ser una
muerte dolorosa que nos sumerja en un duro invierno, pero la promesa del renacer es la esperanza que nos mantiene vivos.

Nuestros ancestros afirmaban que el hombre es un "microcosmos" que vibra y funciona en armonía con el macrocosmos en el que se encuentra inmerso. Los filósofos suelen decir  que "como es arriba, es abajo" intentando explicar que todo lo que ocurre en el Universo ocurre
también en las pequeñas partículas de átomos y también en nuestras células. Todo el cosmos vibra, somos un universo en constante evolución y la expansión que vive la galaxia la vivimos nosotros también en la consciencia…  Somos eso… nada más que polvo de
estrellas.

Me®

6 comentarios:

  1. holaaaaa maria carmen cielito ya llego en la mañana buena entraita esta no sabia muchas cosas de ella hoy aprendi un algo mas asiasssss corazon te agregue a mi msn porque no se enviar correos donde pone CC no se que tengo que hacer pongo mi correo y no me lo acepta asi que mira tu msn tendras una invitacion de calaita que soy yo jajaja y ya me mandas un correo con lo que querias explicarme y ahi si se mandarlos jajaj ya estoy bien al menos por ahora gracias a dios no me duele la cabeza besitossssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Vale mi preciosa Embrujo. De hecho, he visto un correo encima del mensaje para publicar. Imagino que es ese cielo. Lo guardo y así te comento en cuanto pueda mi cielo que hoy ando algo liada.
    Me alegro que estés ya bien preciosa. Gracias nuevamente por dejar tu huella cariño en este espacio.
    Muackssssssssssssssssss mi niña salerosa

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, polvo de estrellas, yo tengo una teoria parecida, que cuando viene la muerte se termina todo, por que aunque pases a otro estado de conciencia, no tienes memoria de tu vida anterior, por lo tanto es lo mismo que morir, evidentemente yo no soy nadie para saberlo, insisto es uan teoria

    ResponderEliminar
  4. Manuel, si cada vez que volvemos a este plano recordásemos a todos nuestros antepasados de otras vidas nos volveríamos locos, pero sí que nos vamos reencontrados con personas con las que tuvimos contacto en otras vidas, y en muchas de esas ocasiones, se acaba reconociendo.
    Cuando se pasa al otro plano, desde luego que no hay cuerpo, pero se pasa a otro estado de conciencia superior, ya no se ven las cosas como aquí Manuel, no se juzga, y puedes ver las cosas de tu vida terrenal y entenderlas, y cuando volvemos, todas las lecciones aprendidas sí que las tenemos ahí, aunque podamos pensar que cómo va a ser eso.
    Lo que te digo es simplemente como lo siento yo, no quiere decir eso ni que tenga que ser así ni nada de eso. Cada persona siente de una forma y ve las cosas a su modo, y en mi caso es así como siento que es.
    Te mando un fuerte abrazo y arriba ese ánimo cielo.

    ResponderEliminar
  5. Preciosa entrada cielo y nunca mejor explicado de la realidad de lo que somos. Un abrazo con todo mi amor

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que te haya gustado mi preciosa niña melillense.
    Otro grandísimo abrazo con todo el amor de mi corazón

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.