domingo, 7 de agosto de 2011

¡¡¡Rompe las cadenas!!!

¡¡¡Rompe las cadenas!!!

¡Rompe ya las cadenas que tú mismo te has impuesto! A lo único que le debes tener miedo es a no ser tú mismo, a dejar pasar tu vida sin hacer lo que quieres, a desaprovechar esta oportunidad de mostrarte a otros, de decir lo que piensas, de compartir lo que tienes. Tú eres parte de la vida y como todos, puedes caminar con la frente en alto. Los errores del pasado ya han sido olvidados y los errores del futuro serán perdonados. Date cuenta de que nadie lleva un registro de tus faltas, sólo tú mismo. Ese juez que te reprocha, ese verdugo que te castiga, ese mal amigo que siempre te critica, ¡eres tú mismo! Ya déjate en paz, ya perdónate, sólo tú puedes lograrlo.

¡Despierta ya! esta es la vida,no es lo q sucede cuando todos tus planes se cumplen, ni lo que pasará cuando tengas eso que tanto deseas. La vida es lo que está pasando, en este preciso instante, tu vida es en este momento, es leer este párrafo,donde quiera que lo estés haciendo y con las circunstancias que te rodean ahora.

Yo sé que la vida no es perfecta,que está llena de situaciones dificiles.Tal vez es así como se supone que sea, tal vez es por eso que se te han brindado todas las herramientas que necesitas para enfrentarla, una gran fortaleza que te permite soportar las pérdidas, la libertad de elegir cómo reacionar ante lo que sucede, el amor y el apoyo de tus seres queridos.
Asume también que tú no eres perfecto y que nadie lo es. Como se tienen virtudes tambien se tienen defectos.

Un escrito de mi amiga Desam Ramón Vila

4 comentarios:

  1. Preciosa reflexión. La vida es un regalo cada instante. Ser nosotros mismos es ser auténticos en esencia. Un abrazo con todo amor.

    ResponderEliminar
  2. Así es cielo. Tenemos que sentirnos felices por ese pedazo de regalazo que tenemos.
    Un gran abrazo mi preciosa niña

    ResponderEliminar
  3. Hay una cancio que habla de ello, gracias a la vida que me ha dado tanto,por ello doy siempre las gracias, sin pensar en lo que me ha quitado.

    ResponderEliminar
  4. Si miramos desde la perspectiva de que nada es nuestro, realmente no nos lo quita cielo, las cosas vienen y van, en un momento se tienen y en otro no, es un continuo cambio, y cuando nos vamos, tan sólo nos llevamos los aprendizajes y el amor dado y recibido en este plano.
    Otro fortísimo abrazo cielo

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.