miércoles, 31 de agosto de 2011

¿Quién dobló hoy tu paracaídas?

 Carlos se lanzó en paracaídas, fue capturado y fue a una prisión del pirata inglés. A su regreso a Argentina, daba conferencias relatando su odisea, y lo que aprendió en la prisión. 


Un día estaba en un restaurante y un hombre lo saludó: 




Le dijo "Hola, usted es Carlos, era piloto en Malvinas y lo derribaron verdad?" 



"Y usted, ¿cómo sabe eso?", le preguntó Carlos. 



"Porque yo doblaba su paracaídas. Parece que le funcionó bien, ¿verdad?" 



Carlos casi se ahogó de sorpresa y con mucha gratitud le respondio. 



"Claro que funcionó, si no hubiera funcionado, hoy yo no estaría aquí." 



Estando solo Carlos no pudo dormir esa noche, meditando: 



¿“Se preguntaba Cuántas veces vi en la base a ese hombre y nunca le dije buenos días, yo era un arrogante piloto y él era un humilde marinero?" 



Pensó también en las horas que ese marinero paso en las entrañas del hangar enrollando los hilos de seda de cada paracaídas, teniendo en sus manos la vida de alguien que no conocía. 



Ahora, Carlos comienza sus conferencias preguntándole a su audiencia: 



¿"Quién dobló hoy tu paracaídas?". 



Todos tenemos a alguien cuyo trabajo es importante para que nosotros podamos salir adelante. Uno necesita muchos paracaídas en el día: uno físico, uno emocional, uno mental y hasta uno espiritual. 



A veces, en los desafíos que la vida nos lanza a diario, perdemos de vista lo que es verdaderamente importante y las personas que nos salvan en el momento oportuno sin que se los pidamos. 



Dejamos de saludar, de dar las gracias, de felicitar a alguien , o aunque sea, decir algo amable sólo porque sí. 



Hoy, esta semana, este año, cada día, trata de darte cuenta quién dobla tu paracaídas, y agradécelo. 



A veces las cosas más importantes de la vida solo requieren de acciones sencillas. 



Solo una llamada, una sonrisa, un gracias, un Te Quiero, un Te Amo. 


4 comentarios:

  1. Muy bonito, en una palabra ser amable, con todo el mundo, no cuesta trabajo, y se es mas feliz, y haces mas feliz

    ResponderEliminar
  2. Así es cielo, todos formamos parte en la vida y no deja de ser menos importante las pequeñas cosas que una persona pueda hacer...cuando no se le da importancia a las cosas no se puede ver la grandeza que puede llegar a ocasionar si los ojos están ciegos. Un abrazo con todo amor.

    ResponderEliminar
  3. Difícilmente se puede hacer feliz a nadie si no comenzamos por serlo nosotros, pero indiscutiblemente, creo que para cualquier persona resulta más beneficioso para su espíritu el saber que ha obrado bien y que ha sido amable y gentil con las personas, que no ser todo lo contrario.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hay tantas y tantas cosas que parecen pequeñas y sin importancia y la tienen y mucho, que nos hace falta abrir más el corazón a ello.
    Un fuerte abrazo cielo

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.