martes, 23 de agosto de 2011

LO QUE MATA ES EL MIEDO


LO QUE MATA ES EL MIEDO

Un cuento popular árabe que nos deja una gran enseñanza.

Una caravana de mercaderes y peregrinos atravesaban lentamente el desierto. De pronto, a lo lejos, apareció un veloz jinete que surcaba las arenas como si su caballo llevara alas.

Cuando aquel extraño jinete se acercó, todos los miembros de la caravana pudieron contemplar, con horror, su esquelética figura que apenas si se detuvo junto a ellos. Era la Peste que se dirigía a Damasco, ansiosa de segar vidas y sembrar la muerte.

- ¿Adónde vas tan deprisa?- le preguntó el jefe.

- Voy a Damasco. Allí pienso cobrarme un millar de vidas.

Y antes de que los mercaderes pudieran reaccionar, ya estaba cabalgando de nuevo. Lo siguieron con la vista hasta que sólo fue un punto perdido entre la inmensidad de las dunas.

Semanas después la caravana llegó a Damasco donde encontró tristeza, lamentos y desolación. ¡La Peste se había cobrado cerca de 50.000 vidas! En todas las casas había alguien por quien llorar… niños, ancianos, jóvenes…

El jefe de la caravana se puso rabioso e impotente al recordar que la Peste le había dicho que iba a cobrarse un millar de vidas… sin embargo había causado una gran mortandad.

Tiempo después, dirigiendo otra caravana por el desierto, el jefe volvió a encontrarse con la Peste. Con actitud de reproche le dijo:

-¡Me enteré que en Damasco te cobraste 50.000 vidas, no el millar que me habías dicho! Que mentiroso resultaste, no sólo causas la muerte sino que además tus palabras están llenas de falsedad.

-No- respondió la Peste – fui fiel a mi palabra. Yo sólo acabé con mil vidas, el resto se las llevó el Miedo.

¿Qué reflexión te deja esta historia?

Ante una situación provocadora, ¿el miedo logra atraparte o conseguís mantenerte en calma y superar el hecho temido?

Claudio María Domínguez

2 comentarios:

  1. Es cierto el miedo nos paraliza, y nos hace que no hagamos cosas que deseamos, en mi caso el miedo es al ridiculo, otros quien sabe a que, pero en todo caso el miedo, nos atenaza

    ResponderEliminar
  2. Pues sí Manuel. Como bien has dicho el miedo nos paraliza para todo, y no nos soluciona nada en absoluto cielo, aunque por otra parte, en ocasiones es inevitable no tenerlo, pero la cuestión está, en que aún teniéndolo, saber si somos capaces de enfrentarnos a ciertas cosas.
    Un gran abrazo cielo

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.