viernes, 12 de agosto de 2011

La historia de Gustavo y Gretyis

La historia de Gustavo y Gretyis, Monagas de cómo salvaron una panadería de un asalto durante el paro petrolero.

Durante el paro petrolero en mi país, Venezuela, no había combustible ni sus derivados, se hacían largas colas en las estaciones de servicio, y era muy frecuente ver a los militares resguardando el orden, pues las personas entraban en desesperación En el marco de esta situación, los medios de comunicación social se abocaron a grandes campañas publicitarias donde el mensaje principal era el orden, la solidaridad, conservar las buenas costumbres y ser un buen ciudadano.
Existió un comercial que se difundió con gran éxito a toda la población, el cual tenía como fondo una canción cuya letra decía y decimos: "no a la violencia y decimos no", y así seguía con imágenes de violencia, armas, golpes, y mucho más. El mismo era transmitido por un canal que para hoy en día esta cerrado y vetado por el gobierno actual, el canal RCTV…. En fin, influyó este comercial de tal manera en todos, que muchos tarareamos la canción durante todo el día…. Pero más sorpresa fue cuando la misma ayudo a un ciudadano dueño de una panadería de ser víctima de la delincuencia…

Gretys es la mamá de Gustavo. Ella es licenciada en educación especial y Gustavo es su hijo,un joven autista. A ellos los conozco hace muchos años, siempre tenían por rutina de camino a su casa pasar por la panadería del portu a comprar leche y pan, y como todos los días lo hicieron esa tarde, dentro del recinto lleno de clientes. Entra de repente un delincuente, un joven armado el cual con mucha furia apuntó con su pistola al dueño que estaba en la caja, y se dispuso a perpetrar su felonía. Le dijo: "DAME TODO LO QUE TIENES EN LA CAJA. DALE SINO TE QUIEBRO Y LO APUNTO A LA CARA…" Al ver esto, Gustavo reaccionó y, en su cabecita, revivió las imágenes de aquel comercial, por lo que se adelantó y parándose frente a aquel iracundo joven, alzo sus brazos y con voz muy alta comenzó a cantar la letra del comercial: "Y DECIMOS NO A LA VIOLENCIA…." Ante semejante cosa el delincuente sorprendido lo apuntaba directo a la cara a él y al portu, pero Gustavo en su mundo no sentía miedo y sin amilanarse sólo recreaba lo que había visto en el comercial y continuaba cantando, mientras las personas que estaban allí permanecían en silencio, asustadas y paralizadas del miedo, pero Gustavo, con sus manos alzadas emulando a los artistas del comercial, seguía cantando. Sin más que hacer, el joven delincuente partió, salió corriendo del lugar despavorido y sin poder llevar a cabo su plan. Al éste marcharse, la gente, sorprendida aún más por la actuación del joven autista que por el mismo hecho del atraco, lo felicitaban al igual que a Gretys su madre, a los cuales les salió el pan y la leche gratis ese día….


Recibido a través de mi amiga Leydi

4 comentarios:

  1. IMPRESIONANTE lo que paraliza el miedo y como en el propio mundo de esa critatura que no lo conoce, lo cambia todo. Preciosa reflexión cielo. Un abrazo con todo mi amor

    ResponderEliminar
  2. Sí cielo, fíjate con lo que se le quedó del anuncio cómo actuó al ser un ser que no conocía ese sentimiento, tan sólo conocía el amor y el bien, no pensaba si podían pegarle un tiro o no o cuáles podían ser las consecuencias. El miedo paraliza.
    Un fuerte abrazo con todo mi corazón mi niña.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa anecdota, el autista no se dio cuenta, de lo que hacia, pero sirvio, para salvar al resto, que por miedo se quedaron paralizados, eso nos pasa a casi todos, el miedo, a infinidad de cosas, yo por egemplo me da miedo el ridiculo.

    ResponderEliminar
  4. Es una gran lección Manuel, y como bien dices, el miedo nos paraliza, él no lo sentía en su mundo así que nada se planteó.
    Todas las personas tenemos nuestros miedos cielo, son cosas para aprender, cosas que soltar, con lo cual hay que trabajar esos aspectos que sabemos que no nos beneficia.
    Un fortísimo abrazo tesoro

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.