jueves, 25 de agosto de 2011

Krishnamurti. Amen y habrá comprensión


Krishnamurti. Amen y habrá comprensión

Para conocer el amor, la Verdad, Dios, no tiene que haber opiniones, ni creencias, ni especulaciones, con respecto a ello. Si tienen una opinión sobre un hecho, la opinión se vuelve lo importante, no el hecho. Si quieren conocer la verdad o la falsedad del hecho, entonces no deben vivir en la palabra, en el intelecto. Pueden tener muchos conocimientos, información, sobre el hecho, pero el hecho mismo es enteramente distinto.

Dejen de lado el libro, la descripción, la tradición, la autoridad, y emprendan el viaje del autodescubrimiento. 

Amen, y no se enrienden en opiniones e ideas acerca de qué es el amor o qué debería ser. Cuando amen, todo saldrá bien. El amor tiene su propia acción. 

Amen, y conocerán sus bendiciones. Manténganse apartados de la autoridad que les dice qué es y qué no es el amor. 
Ninguna autoridad lo sabe; y el que lo sabe no puede decirlo. 

Amen, y habrá comprensión. 


8 comentarios:

  1. Cierto mi cielo... Muy cierto!!!!

    ResponderEliminar
  2. Respeto y comprensión ,nadie es quien para juzgar el sentimiento del amor,ni los intelectuales ni los mas creyentes,da con el corazón y recibirás con mucho mas,pero siendo tu....gracias por esta reflexión besitos

    ResponderEliminar
  3. Sí que lo es mi preciosa niña.
    Un abrazo de todo corazón Alma.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti como siempre Toñi por tu precioso comentario, nadie tiene ni por qué juzgar el amor ni ninguna otra cosa, se trata meramente de respeto hacia los demás. Se da de verdad, con ell corazón y desinteresadamente, y sólo con una sonrisa o una mirada de agradecimiento, se siente uno más que recompensado.
    Un gran abrazo mi preciosa hadita

    ResponderEliminar
  5. Amar, que hermosa palabra, sin mas preocupaciones, solo Amar, muy bonito

    ResponderEliminar
  6. Sí que lo es Manuel.
    Besos enormes cielo

    ResponderEliminar
  7. Jiddu Krishnamurti y la Meditación;

    "La meditación es una de las artes más grandes en la vida quizá la más grande y no podemos aprenderla de nadie. Esa es su belleza. No tiene técnica y, por ende, no tiene autoridad. Cuando uno aprende acerca de sí mismo, cuando se observa cómo camina, cómo come, qué dice, la charlatanería, el odio, los celos; si está atento a todo eso en sí mismo, sin preferencia alguna, ello forma parte de la meditación. Por lo tanto, la meditación puede tener lugar cuando estamos sentados en un autobús o paseamos por los bosques llenos de luces y sombras, o cuando escuchamos el canto de los pájaros o contemplamos el rostro de nuestra mujer o nuestro hijo".15.

    Y recientemente ha escrito: "Todo esfuerzo que se hace para meditar, niega la meditación".16.

    15 Freedom from the Known (1969).
    16 Prólogo de Krishnamurti en Meditations (1980).

    KRISHNAMURTI
    Los años de plenitud
    MARY LUTYENS
    http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Hola Guzmán.
    Ante todo te agradezco que hayas pasado por aquí a dejar tu huella.
    Creo que llevas muchísima razón en lo que dices, pues efectivamente, todo lo que en el texto que has escrito has expresado, la meditación se puede ejercer en cualquier sitio y momento. ¿Qué mayor meditación que la de conocerse a uno mismo sin juzgar nada?
    Gracias por tu enriquecedor comentario y por dejar tu blog.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.