sábado, 20 de agosto de 2011

HAZTE CARGO DE TUS PALABRAS: VUELVEN MULTIPLICADAS


HAZTE CARGO DE TUS PALABRAS: VUELVEN MULTIPLICADAS


Reflexionemos con este inteligente cuento tradicional sufí

Cuentan que una noche un sultán soñó que había perdido todos los dientes. Enseguida cuando despertó, ordenó llamar a un adivino para que interpretase su sueño.

- ¡Qué desgracia, mi señor! – exclamó el adivino – cada diente caído representa la pérdida de un pariente de Vuestra Majestad.

- ¡Qué insolencia! – gritó el sultán enfurecido – ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!

Llamó a su guardia y ordenó que encierre al adivino durante una semana y que le dieran cien latigazos.

Más tarde ordenó que le trajeran otro adivino. Enseguida cuando lo vio, le contó lo que había soñado. Éste, después de escuchar al sultán con muchísima atención, le dijo:

- ¡Excelso Señor! ¡Felicitaciones! El sueño significa que sobreviviréis a todos vuestros parientes.

Se iluminó el semblante del sultán con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro al adivino. Cuando éste salía del palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado:

- ¡No es posible! La interpretación que hiciste de los sueños es la misma que la del primer adivino. No entiendo por qué al primero le pagó con cien latigazos y una semana de calabozo y a ti con cien monedas de oro.

- Recuerda bien, amigo mío – respondió el adivino – que todo depende de la forma en el decir. Uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender el arte de comunicarse. De la forma como nos comunicamos depende, la mayoría de las veces, la felicidad o la desgracia de las personas, la paz o la guerra entre los pueblos. Que la verdad debe ser dicha en cualquier situación, de esto no cabe duda, más la forma con que debe ser comunicada es lo que provoca en algunos casos, grandes problemas. La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero, si la envolvemos delicadamente y la ofrecemos con ternura, sin dudas que será aceptada con agrado.

Reiki internacional

6 comentarios:

  1. HOLA BONITA DE MI ALMA! BUENOS DIAS!
    QUE HERMOSA REFLEXION.. ME ENCANTARIA LLEVARMELA! SE PUEDE???

    NO PUEDO ENTRARA TU OTRO BLOG DD EL MOVIL?!
    TE. MANDO MUCHOS BESOSS Y ABRAZOSS
    TE QUIERO MUCHO

    ResponderEliminar
  2. Claro que puedes llevártela princesa, todo cuanto quieras es para compartir mi niña.
    El otro blog es que no sé lo que ocurre, ya que la parte de seguidores tampoco funciona siempre, supongo que son cosas del blogger.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Una maravillosa anecdota, de como se tinen que dar las noticias, muy bueno

    ResponderEliminar
  4. Ya sabía yo que os iba a gustar Manuel.
    Besos y abrazos cielo

    ResponderEliminar
  5. Un escrito muy bueno y lleno de razón. Todo depende de como se dice porque bien puede sentarnos mal o incluso, nos puede gustar. El primer adivino se lo dice directamente y sin tacto, mientras que el segundo se lo dice de una forma más delicada y no percibe lo que le intenta decir, aunque sea lo mismo en realidad porque él vivirá mientras el resto de sus parientes, no.
    Mañana te contestaré al comentario que me dejaste :) y cuando pueda, me pasaré por tu nuevo blog. Un beso y feliz domingo

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente Natalia. No nos damos cuenta en muchas ocasiones, y al decir las cosas, sea la que sea, presumimos de decir la verdad, pero esa verdad es posible que pueda decirse de otro modo en que la persona pueda entenderlo y no causarle problemas. Como bien dice el adivino es aprender el arte de comunicarse, que no siempre nos resulta fácil.
    Por la contestación a la entrada tuya o te apures que ya contestarás cuando puedas cielo y, con respecto a visitar el nuevo blog, tres cuartos de lo mismo preciosa niña.
    Gracias por tus siempre bellas y sabias palabras Natalia.

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.