lunes, 1 de agosto de 2011

¡El objetivo... dejar de creer en los pensamientos!!!


¡El objetivo... dejar de creer en los pensamientos!!!


Cuando has dejado de creer en tus pensamientos, actúas sin hacer nada puesto que no hay ninguna otra posibilidad. Ves que todos los pensamientos que te convierten en "el hacedor" sencillamente no son verdad."

El camino directo puede parecer largo porque la mente te informa de cierta distancia y te hipnotiza con su evidencia. Cuando crees en ese pensamiento, percibes el agobio que lo acompaña. La pesadez, el estrés. Pero la Senda directa no es larga. De hecho, no existe distancia alguna. A dónde vas, aparte de donde te encuentras en este instante? Cómo puedes ir a otro lado? La Senda directa significa comprender que el comienzo y el final de cada viaje son donde tu siempre estas.

No puedes tomar una decisión. Sólo puedes experimentar una historia acerca de cómo la tomaste. Las decisiones se toman a sí mismas, son sucesos, llegan cuando el momento es propicio. Me gusta preguntar, Estás respirándote a ti mismo? No? Pues, quizá no estas pensando ni tampoco tomando decisiones. Quizá la realidad no se mueve hasta que se mueva, como una respiración, como el viento. Y cuando te cuentas la historia de cómo tú lo estás haciendo, te alejas de la conciencia de que tu eres la naturaleza, fluyendo perfectamente.

Quién serías sin la historia de que tienes que tomar una decisión? Si tu integridad considera que debes tomar una decisión, tómala. Y adivina que? Dentro de cinco minutos podrías cambiar de parecer y nuevamente decir que "tu" lo haces.


Me encanta como cambia la mente. La observo y me mantengo en este gozo. Me encanta el dulce movimiento y el sabor de la mente cambiando. Yo me muevo como ella se mueve, sin un átomo de resistencia. Se desplaza como el viento. Yo digo sí, porque no hay razón alguna para decir que no, y también digo no muy fácilmente. "No" es tan fácil como "si". Digo lo que sé que es verdad para mí. A veces, eso confunde a la gente, lo malinterpretan y hacen con ello lo que necesitan. Y yo comprendo claramente que un no es tan amoroso como un sí, porque siempre estoy diciendo sí a mi propia integridad. Un no es un sí, cuando viene de la integridad.


(…) Todos somos niños, aún el más sabio entre nosotros. Todos tenemos cinco años, apenas aprendiendo a desenvolvernos en esta cosa que se llama vida. Cuando alguien me dice que soy sabia, me río del pensamiento de vivir de manera tan limitada. La mente infinita siempre salta hacia delante y deja el mundo atrás en una nube de polvo. Siempre supera a su propio genio. Es un crío y no tiene edad. Vive en lo desconocido, le sienta de maravilla lo desconocido. Ese es su alimento y su deleite. Ese es el lugar donde su poder creativo es libre.


(…) La vida fluye hacia mi interior. Cada paso es donde estoy, aunque parezca que me muevo. Que maravilloso no necesitar al mundo, no ir en su busca, pero permitiéndole siempre que me encuentre y entre dentro de mí! Constato que hay espacio dentro de mí para todo, para todos, para cada situación, cada sabor de ser. Amo la apertura que soy.

Byron Katie


4 comentarios:

  1. Este no lo entiendo reina, como no creer, en lo que piensas, explicamelo cuando puedas.

    ResponderEliminar
  2. Manuel, es que a este texto le falta el resto cielo, esa era una frase que no es tan sencilla de entender si no lees lo demás. La voy a colgar para que la veas.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  3. Quizas, es que hay que seguir el impulso, primero o lo que te dicte el instinto, en vez de hacer caso a los pensamientos, puedes ser algo asi, tu diras que eres la maestra.

    ResponderEliminar
  4. Manuel cielo, eso de que soy la Maestra para nada, que aquí tod@s somos maestr@s y alumn@s de tod@s.

    Verás, en mi opinión también lo creo un poco como tú, que simplemente dejemos fluir, porque el recorrido que hagamos será siempre el que justo tengamos que hacer en cada momento, que siempre estamos en el sitio que tenemos que estar, independientemente de lo que pensemos. Creo que viene a decir que cuando es justo el momento en que tiene que ser la decisión ya aflora por sí misma, que por mucho que pensemos, hasta que no sale el momento adecuado no llega. No pensamos como bien dice en respirar y en cambio lo hacemos, entonces, mejor dejar fluir sin calentones de cabeza por nada ni condicionando nada, porque todo llegará en su justo momento. Es un poco lo que entiendo cielo.

    Te mando un fortísimo abrazo y a ver si en algo he podido aclarártelo, que como te he dicho, es meramente una opinión, nada más.
    Te mando un fortísimo abrazo cielo

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.