domingo, 14 de agosto de 2011

¡¡¡DEFENSA DE LA ALEGRÍA!!!

¡¡¡DEFENSA DE LA ALEGRÍA!!!

Defender la alegría como una trinchera,
defenderla del caos y de las pesadillas,
de la ajada miseria y de los miserables,
de las audiencias breves y definitivas.

Defender la alegría como un atributo,
defenderla del pasmo y de las anestesias,
de los pocos neutrales y los muchos neutrones,
de los graves diagnósticos y de las escopetas.

Defender la alegría como un estandarte,
defenderla del rayo y la melancolía,
de los males endémicos y de los académicos,
del rufián caballero y del oportunista.

Defender la alegria como una incertidumbre,
defenderla a pesar de dios y de la muerte,
de los parcos suicidas y de los homicidas,
y del dolor de estar absurdamente alegres.

Defender la alegría como algo inevitable,
defenderla del mar y las lágrimas tibias,
de las buenas costumbres y de los apellidos,
del azar y también.....también de la alegría.

Mario Benedetti

4 comentarios:

  1. La alegría es como la sonrisa, uno de los abonos de la vida, del corazón, no hay que perder ese gran tesoro del alma...Un abrazo con todo mi amor

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno este señor, yo tambien la defiendo, como antes defendi la tristeza, forma parte de un todo

    ResponderEliminar
  3. Jamás hay que perder la alegría, si perdemos la alegría perdemos la ilusión y lo perdemos todo.
    Un gran abrazo mi preciosa niña

    ResponderEliminar
  4. Oléeeeee mi Manuel. Eres un cielo. Vivamos con alegría encanto.
    Muackssssssssssssss

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.