martes, 19 de julio de 2011

Cuida lo que amas

Cuida lo que amas

Había una joven que poseía todo: un marido maravilloso, hijos perfectos, un excelente empleo, una familia unida. Lo extraño era que ella no lograba conciliar todo eso; el trabajo y los quehaceres de la casa le ocupaban todo el tiempo. Siempre tenía que sacrificar algo para poder atender lo otro… Y así, alguna de las personas que ella amaba era dejada para después.

Un día, su padre, un hombre muy sabio le regaló una flor extraordinariamente bella y cara, de la cual sólo había un ejemplar en el mundo, y le dijo:
-Hija, esta flor te va a ayudar mucho, más de lo que te imaginas. Tan sólo tendrás que regarla y podarla de vez en cuando y a veces conversar un poco con ella, y ella te dará a cambio un perfume maravilloso. La joven quedó muy emocionada, al fin de cuentas la flor era de una belleza sin igual.

El tiempo fue pasando, los problemas surgían, el trabajo consumía su tiempo, y su vida tan confusa no le permitía cuidar la flor. Cuando llegaba a casa la miraba, ella estaba siempre allí, no mostraba señal de flaqueza o muerte, sólo le seguía dando su perfume. Entonces ella pasaba de largo.Hasta que un día, sin más ni menos, la flor murió. Sus raíces estaban resecas, sus hojas amarillas y la flor yacía exánime a un lado.
La joven se entristeció mucho, lloró, y fue adonde el padre.
-Yo me imaginaba que esto iba a ocurrir, le dijo, y no te puedo dar otra flor porque ésta era única en el mundo. Tan única como tus hijos, tu esposo, tu familia. Al igual que la flor, los sentimientos también mueren si tú no aprendes a cuidarlos, a regarlos, a podarlos y a darles la atención que merecen. Te acostumbraste a ver la flor siempre lozana y viva, pero te olvidaste de cuidarla.

Acuérdate siempre de la flor, pues todo en la vida es como ella. El regalo de la vida nos es dado gratuitamente, pero somos nosotros quienes tenemos que cuidarla.

Camilo Alejandro Tagle Dulansky y recibido de mi amiga Vane

6 comentarios:

  1. Precioso egemplo, maria carmen, sabes que cuando comence a leerlo, me recordo a ti, con tanto trabajo, y tantas atenciones, para todo el mundo, espero que no descuides los mas importantes.

    ResponderEliminar
  2. Jajajjaja, me has hecho reír Manuel.
    Gracias por tu preocupación cielo, pero tranquilo, que no descuido a los míos, de hecho, antes de nada está mi familia y trabajo, y si el tiempo me lo permite, pues me encanta compartir, dar amor y recibirlo de todas las personas a las que quiero y que también os siento mi familia. Pero como dice el refrán "lo primero es lo primero".
    Un fortísimo abrazo cielo y gracias nuevamente por tu precioso comentario.

    ResponderEliminar
  3. Precioso cielo, la vida es como una planta donde el amor hay que regarlo cada día , todo hay que cuidarlo,mimarlo y regarlo. Un abrazo con todo el amor de mi alma y corazón cielo precioso.

    ResponderEliminar
  4. Así es mi cielo. Hay que cuidar a todo y tod@s l@s que amamos y regar cada día ese amor, pues de lo contrario, se acaba muriendo.
    Un fortísimo abrazo con todo el amor de mi corazón mi preciosa niña melillense.

    ResponderEliminar
  5. Precioso cielo,que poco nos cueta valorar y querer lo que tenemos alrededor y a veces que facil se nos olvida dar ese amor o estar ahí,solo a veces cuando pierdes a alguien ,es cuando te das cuenta de todo lo que podrías a ver echo,que bonito es regar todos los dias con un poquito de cariño,para que eso no muera y esté siempre floreciendo,como nuestra amistad.Besitos mi Mari Carmen

    ResponderEliminar
  6. Mi preciosa Toñi, es totalmente cierto lo que dices preciosa, pero también te digo algo, en ocasiones cuando alguien de nuestro entorno y a quien amamos deja de estar en este plano, nos tendemos a sentir culpables porque pensamos que hubiésemos podido hacer las cosas de otro modo, pues bien, si en determinados momentos tomamos ciertas decisiones es porque eran justo las que habíamos de tomar, y en esos momentos nuestro tiempo tenía que estar en otro sitio cielo. Tenemos que valorar absolutamente todo, cuidar y mimar a los que tenemos a nuestro lado, a nuestra familia y amigos, pero también necesitamos tiempo para nosotr@s mism@s y nuestras cosas, así que culpas fuera y a vivir que es lo que a ellos les gusta, que vivamos el presentes sin culpas de ningún tipo.
    Un fortísimo abrazo mi preciosa niña, gracias por tu comentario cielo, y deseo que nuestra amistad siga floreciendo como una preciosa flor y sea siempre cuidada.
    Te quiero preciosa

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.