miércoles, 1 de junio de 2011

Morada de la luz

"El Iniciado trabaja durante mucho tiempo en hacer de su cuerpo la
morada de la luz. Y entonces, como el sol que proyecta sus rayos
al espacio, mediante sus vibraciones, sus emanaciones, sus miradas, sus palabras y sus gestos, proyecta luz a su alrededor.

Aunque no lo quiera ni sea consciente de ello, este resplandor natural, espontáneo, que es el de su ser profundo, abraza todas las criaturas: buenas o malas, éstas reciben tanto como son capaces.

En sus cuadros, algunos pintores representaron a Cristo rodeado
de rayos, lo que significa que con su conciencia, está presente y actúa en todas las regiones del universo. Cristo, principio cósmico, proyecta su luz por todas partes y totalmente. No deja ningún lugar en la oscuridad."

Daniel Heber

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.