martes, 14 de junio de 2011

La taza de té

La taza de té

Dice una vieja historia que una vez un grupo de jóvenes encontraron un anciano monje en el camino que transitaban. El monje mucho más avanzado en edad, parecía lleno de energía, siempre fresco, de ojos brillantes. Por lo que uno de los jóvenes le preguntó:

Maestro ¿cuál es el secreto para vivir así la vida?

-Y el maestro respondió:

En definitiva, la vida es como una taza de té :
“Hay que estar en el presente, conciente y atento para disfrutar el té; para saborear su dulce aroma, para degustar su sabor, para sentir el calor de la taza…
Si está rumiando hechos pasados o preocupándose por el futuro, bajará la vista y la taza de té habrá desaparecido. Se la habrá bebido, pero no se acordará, porque no estaba atento…”

La vida es siempre, este momento.

Recibido a través de Juan Pablo Garces

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.