jueves, 7 de abril de 2011

UN GRAN AMOR ...

Un gran amor

En el origen de la existencia, nosotros éramos... En el presente... Todo en el todo... Dormíamos disueltos en Luz Divina, en Su sabiduría y en Sus océanos de felicidad. Después hemos comenzado la experiencia de la individualidad. Nos hemos ido alejando de Su presencia y nos hemos olvidado de los enlaces de luz que nos unen los unos con los otros. Nos hemos convertido en extraños de nosotros mismos y de los demás...

Cuando hemos dejado nuestra presencia en la Luz, nos hemos convertido en viajantes solitarios que atraviesan esta tierra...

Aunque nuestra alma es omnisciente, nuestra conciencia se identifica con la mente y con el cuerpo, cree ser un nombre, un personaje que se relaciona con las cosas, con la familia, con el ambiente en el que vive. Pero cada vez que tu alma vuelve a su origen divino, tu conciencia despierta. Cada vez un nuevo despertar, una presencia, inmutable, luminosa. Y en esos momentos tú reconoces la naturaleza del Espíritu del que provienes y conoces todas las cosas que pertenecen y viven en Él...

Por una parte eres un extranjero que viaja solo en esta tierra: nadie te pertenece y tú no perteneces a nadie... Ninguna de las personas que conoces íntimamente te pertenece de verdad y tu no perteneces a ninguna de ellas. Tienes un camino individual, creas tu realidad y evolucionas en solitario. Que sepas que esta soledad es parte del camino...

Sin embargo, desde el otro lado, no estás solo... Puedes vivir experiencias maravillosas encontrando a tus compañeros de viaje. Son las personas con las que compartes el recorrido, tus hijos, tus padres, tus amigos...

Tú les conoces superficialmente, pero cuando tu alma les reconoce profundamente dice:

“Finalmente nos hemos encontrado... Por fin te he reencontrado en los océanos de la existencia... Se que hemos estado juntos y que hemos compartido nuestra presencia... ¿Por qué me has hecho esperar tanto para revelarte? “

Sabes que algunos de ellos trabajarán a tu lado en el viaje de la conciencia...

Cada día yo te llamo: ¿Dónde estás?

A veces alguien se enciende, se despierta, y digo: Mira, uno de ellos escucha...

Justo ahora, mientras te hablo, pienso que has oído mi voz y su reclamo te ha traído aquí... Por algún motivo, entre millones de seres, has sido empujado a escuchar, a compartir la luz que vive dentro de ti... Cuando oyen esta voz algunos permanecen todavía inactivos, pero su conciencia que está comenzando a despertar escucha mis palabras y piensa: Sé de que está hablando...

Yo te transmito mis ideales y la visión consciente de la vida y por eso nuestra amistad es divina y nuestra unión es bendecida por la Luz... La Amistad del Espíritu se construye en el tiempo, en el curso de las existencias, sostenida por un sincero trabajo sobre si mismos y el Amor... Los fundamentos de esta amistad son existenciales... La amistad espiritual proviene de la conciencia y no esta impulsada por los mecanismos comunes...

¿Cómo puedo reconocer un amigo del espíritu, un amigo de luz, dispuesto a trabajar sinceramente por este elevado objetivo común?

Hay amigos que te buscan porque quieren algo de ti, porque esperan obtener algún beneficio... Te dicen cuán extraordinario eres y siempre están de acuerdo contigo...

Pero los amigos de los que te hablo no quieren ni buscan nada de ti, salvo la alegría que sienten cuando están en tu presencia... Observa su comportamiento cuando les haces enfadar: la gente que te quiere de verdad y que ha aprendido a ver más allá del velo de la apariencia no te abandonara nunca, ni buscará vengarse, ni crearte obstáculos...

Ellos permanecerán contigo para siempre, sin importar lo que hagas, ni lo que seas...

Este texto lo recibí de una amiga y no sé quién fue su autor pero lo que sí creo es que es realmente fabuloso.

2 comentarios:

  1. Mi querida maestra y amiga del alma: y cuando haces reiki ese cambio de conciencia te llega a comprender aún más lo que somos y de donde venimos y es maravilloso ir descubriendo ese maravilloso amor de lo que estamos hechos cuando nos vamos encontrando. En esta temprana mañana ha sido un placer leer esta maravilla. Te quiere mucho tu amiga

    ResponderEliminar
  2. Así es mi niña. El Reiki te hace tomar conciencia de lo que somos y para lo que venimos mi cielo. Se produce un maravilloso cambio de conciencia que es imposible definir con las letras. Es vivirlo y sentirlo.
    Un gran abrazo cielo mío y tu amiga también te quiere a ti.

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.