jueves, 9 de febrero de 2012

EL ALPINISTA



Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar el Aconcagua inicio su travesía, después de años de preparación. Pero quería la gloria para él solo, por lo tanto subió sin compañeros. Empezó a subir y se le fue haciendo tarde, y más tarde... Pero, obsesionado, no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo decidido a llegar a la cima. 


Oscureció, la noche cayo con gran pesadez en la altura de la montaña, ya no se podía ver absolutamente nada. Todo era negro, cero visibilidad, no había luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes. Subiendo por un acantilado, a solo 100 metros de la cima, se resbaló y se desplomó por los aires... Caía a una velocidad vertiginosa, solo podía ver veloces manchas cada vez más oscuras que se deslizaban por la misma oscuridad y sentir la terrible sensación de ser succionado por la gravedad.
Seguía cayendo... Y en esos angustiantes momentos, pasaron por su mente todos sus gratos y no tan gratos momentos de la vida; pensaba que iba a morir, sin embargo, de repente sintió un tirón tan fuerte que casi lo parte en dos... ¡Sí!, como todo alpinista experimentado, había clavado estacas de seguridad con candados a una larguísima soga que lo amarraba de la cintura. En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, no le quedo más que gritar:

-¡Ayúdame Dios Mío... !- 
De repente una voz grave y profunda le contestó desde los cielos:
-¿Que quieres que haga, Hijo Mío?-
-¡Sálvame, Dios Mío!-
-¿Realmente crees que te pueda salvar?-
-¡Por supuesto, Señor...!-
-Entonces corta la cuerda que te sostiene...-
Hubo un momento de silencio y quietud. El hombre se aferró más a la cuerda y reflexionó... 

Cuenta el equipo de rescate que al otro día encontraron colgado a un alpinista congelado, muerto, agarrado fuertemente con las manos a una cuerda... ¡A TAN SÓLO DOS METROS DEL SUELO...! 

¿Y tú? ¿Qué tan confiado estás de tu cuerda? ¿Porqué no la sueltas? 

¿Cuál es tu cuerda?


Paulo Coelho


Nancy Delgado

14 comentarios:

  1. Si no tienes fe estas perdido, pidio ayuda, pero no le creyo, la fe es lo que le falto, y fue su muerte, Muy bonito amiga.

    ResponderEliminar
  2. Dios nunca abandona...su propia falta de fe y egoísmo lo llevó a su derrota. Una gran reflexión cielo. Un abrazo con todo el amor de mi corazón

    ResponderEliminar
  3. Gracias por recordarme que la única seguridad verdadera es no tener ninguna...

    Paz&Amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  4. Sí Manuel. Creo que en muchas ocasiones decimos que confiamos pero no es tanta como pensamos la confianza, y eso en una situación así es cuando mejor puede verse.
    Un gran y fuerte abrazo amigo

    ResponderEliminar
  5. Él jamás abandona cielo, somos nosotros los que abandonamos a élmás bien.
    Un gran y fuerte abrazo mi preciosa niña melillense

    ResponderEliminar
  6. Isaac cielo, gracias por tu comentario pero no alcanzo a entender lo que quieres decirme.
    Un abrazo y feliz finde

    ResponderEliminar
  7. Dios está entre nosotros, sin Él nada somos, debemos de tener Fe, aunque tengamos momentos de desesperanza. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. querida mari carmen es un gusto pasarme por tu espacio, y leer tus hermosos escritos. Te dejo un beso enorme. Exito y bendiciones.

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias por tu comentario Pepe. llevo muchísimo retraso en los blogs por falta de tiempo. A ver cuándo puedo visitaros.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. Muchísimas gracias Eve. Hacía mucho que no te veía, pero no es de extrañar pues no estoy por aquí últimamente cielo.
    Un gran y fuerte abrazo de todo corazón

    ResponderEliminar


  11. Esto no es un verso, este es mi pensamiento y se lo hago saber a la brisa de la mañana para que te comunique entre las bambalinas de la emoción…

    Que pases un extraordinario domingo y comienzo de semana.

    Un beso y una flor del color de las ilusiones, aquellas que a veces nos sorprenden en el camino.

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  12. La fe en Dios permite salvarnos, no debemos abandonarla nunca.
    Precioso mensaje querida Carmen.
    Siempre nos dejas pensando con auténticos relatos con mucha luz y esperanza.

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Muchísimas gracias como siempre por tus excelentes deseos mi preciosa María del Carmen. Feliz semana para ti también cielo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  14. Muchísimas gracias por tus preciosas palabras mi queridísima Luján.
    Un fuerte abrazo y feliz semana cielo

    ResponderEliminar

No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

*Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.

* Se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.